Tendencias
La manzanilla es una planta con aroma y sabor milenario. Foto: Getty Images
La manzanilla tiene una fuerte acción astringente y antiinflamatoria que ayuda a calmar el dolor de garganta. - Foto: Getty Images

vida moderna

La hierba natural que ayuda a desinflamar la garganta rápidamente

El té de manzanilla con miel es una mezcla eficaz contra el dolor de garganta.

Esta temporada de frío en Colombia ha llevado a las personas a contraer más rápido enfermedades respiratorias, entre ellas problemas en la garganta como la tos y las flemas.

Según el portal especializado en salud, Medline Plus, la tos es un reflejo que mantiene despejada la garganta y las vías respiratorias. Aunque puede ser molesta, la tos ayuda al cuerpo a curarse o protegerse. Además, esta puede ser aguda o crónica.

Pero, ¿qué pasa en el caso de la tos crónica? Este tipo de tos dura más de 2 o 3 semanas. Las causas de la tos crónica incluyen: alergias, asma, dolor de garganta, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fumar, reflujo gastroesofágico y algunas medicinas.

Ahora bien, de ahí pasa a un fuerte dolor de garganta, el cual se traduce a una irritación o carraspera de esa zona, que a menudo empeora al tragar. La causa más frecuente del dolor de garganta (faringitis) es una infección viral, como un resfrío o la gripe, de acuerdo con expertos de la Clínica Mayo.

tiroides
La causa más frecuente del dolor de garganta (faringitis) es una infección viral, como un resfrío o la gripe. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Afortunadamente, existen remedios naturales para fortalecer el sistema inmune y aliviar el dolor de garganta, como el jengibre, la miel, la cebolla, la menta y la manzanilla, entre otros.

Infusión de manzanilla con miel

El té de manzanilla con miel es una mezcla eficaz contra el dolor de garganta, ya que además de la miel que ayuda a hidratar los tejidos irritados, la manzanilla tiene una fuerte acción astringente y antiinflamatoria que ayuda a calmar el dolor de garganta.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de flores secas de manzanilla;
  • 1 cucharadita de miel;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Preparación:

  • Colocar las flores de manzanilla en la taza de agua hirviendo, cubrir y dejar reposar de 5 a 10 minutos.
  • Finalmente, agregar la cucharada de miel, colar y beber 2 a 3 veces al día.

Té de cebolla para la tos seca

Esta jugosa verdura es uno de los alimentos más ricos en inulina, el tipo de fibra más beneficioso para la microbiota intestinal y la cual actua como colaboradora con el sistema inmunitario en la lucha contra las infecciones, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Ingredientes:

  • Una cebolla
  • Agua

Preparación:

  • Picar finamente la cebolla y agregarla al agua hervida.
  • Dejar unos minutos para hacer la infusión, luego agregar miel para endulzar.
  • Posteriormente, colarlo ya está listo para ser bebido.
  • El té de cebolla también se puede obtener presionando una cebolla y mezclándola con agua caliente. Para darle sabor, añadir una rama de canela o ajo.

Infusión de jengibre con menta

Un excelente remedio natural para acabar con la tos con flemas es este jarabe de jengibre con menta, porque es preparado con ingredientes antiinflamatorios y expectorantes.

Ingredientes

  • 3 zanahorias medianas sin cáscara;
  • 1 cucharada de jengibre;
  • 2 ramos de menta;
  • 1 vaso de agua;
  • 1 cucharada de miel.

Modo de preparación

  • Licuar todos los ingredientes, colar y endulzar con miel. Guardar este jarabe en un recipiente oscuro bien cerrado y tomar 1 cucharada, como mínimo 3 veces al día, entre las comidas.

Té de miel, jengibre y cebolla

Un excelente té para la tos con flemas es el de la cáscara de cebolla, debido a que posee propiedades expectorantes que ayudan a eliminar la flema, calmando la tos, según el portal especializado en salud, Tua Saúde.

Ingredientes

  • 1 cm de jengibre;
  • Cáscaras de 1 cebolla grande.
  • 1 taza de agua;
  • 1 cucharada de miel.

Preparación

  • Colocar el jengibre, las cáscaras de la cebolla y el agua en una olla, dejar hervir durante tres minutos.
  • Luego, retirar del fuego, tapar la olla y dejar que el té repose, cuando esté tibio se debe colar, endulzar con miel y beber a continuación. Se recomienda tomar tres a cuatro tazas de té al día.