Tendencias
Hierba de limón
La menta ayuda a desinflamar los músculos. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

La hierba para aliviar el dolor muscular: así se prepara

Los dolores musculares vienen acompañados de inflamación, y frecuentemente evitan desarrollar las rutinas diarias.

Aunque hay un sinnúmero de motivos por los que aparecen los dolores musculares, también hay ciertas plantas que ayudan a aliviarlo de mientras que se encuentra el causante de este malestar. Incluso, las plantas medicinales suelen ser de las primeras opciones para muchas personas con dolores recurrentes en los músculos, al igual que los masajes directamente en el área.

Una de las hierbas que ayudan a disminuir los dolores musculares es la menta, aunque no es conocida por esta cualidad, la planta tiene propiedades antiinflamatorias que atacan directamente a la afección mencionada.

Otros de los beneficios de la mente, y por los que es reconocida como una planta medicinal son por ejemplo el limpiar el colon y desinflamar el intestino gracias también a sus propiedades antiinflamatorias, sedantes y antiespasmódicas, según recoge la revista UnCOMO, del portal Mundo Deportivo.

Además, la planta tiene propiedades expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas, entre otras. También suele ser un componente habitual de productos cosméticos para el cuidado de la piel.

Incluso, según recoge el portal Mejor Con Salud, la menta también es un aliado a la hora de relajar los músculos, lo que también aprovecharía para los dolores en estas zonas. Agregando que a su vez, reduce la tensión, los nervios y el estrés provocado por situaciones externas.

Sin embargo, el portal recomienda el uso del aceite de menta para los dolores musculares, haciendo masajes directamente en el lugar afectado, incluso, recomiendan mezclar con otro tipo de aceites como el de almendras o sándalo para tener un mejor resultado.

Otros de los remedios recomendados con este aceite son las compresas de agua fría o caliente, agregando entre dos y cuatro gotas del aceite y ubicando la toallita mojada en la zona afectada, esto lograría reducir la inflamación, así como aliviar el dolor localizado.

Para consumir la menta, es posible preparar un té con los siguientes ingredientes: una cucharada de anís, diez gramos de hojas de menta y 250 mililitros de agua.

Procedimiento:

1. En una olla, poner a hervir el agua junto con las hojas de menta y el anís.

2. Una vez el agua haya llegado a su punto de ebullición, bajar del fuego.

3. Dejar que repose la mezcla durante diez minutos.

4. Pasado el tiempo, colar el líquido y beber antes de cada comida.

Es de recalcar que, el dolor articular puede presentarse como una incomodidad, dolor o inflamación, que ocurre en cualquier articulación. En la mayoría de los casos este malestar está relacionado con artritis o artralgia. La dolencia puede ser suave o solo manifestarse luego de realizar actividades específicas.

“La hinchazón, la rigidez y el dolor en las articulaciones pueden ser un signo de artritis. La artritis reumatoide es una de las formas más comunes. El dolor y la rigidez pueden interferir con su vida cotidiana, en casa y en el trabajo. Para algunas personas, la enfermedad es leve, pero a otras puede causarles discapacidad”, explican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Por su parte, el dolor muscular es muy común y puede involucrar ligamentos, tendones y fascia. Generalmente la causa de este malestar está asociado con tensión, sobrecarga o una lesión. “El dolor muscular tiende a comprometer a músculos específicos, comienza durante o justo después de la actividad. A menudo la actividad que causa el dolor es bastante obvia”, apunta Medline Plus.