La cúrcuma ayuda a mitigar el hormigueo, ya sea en una preparación casera como una crema o como suplemento. Foto: GettyImages.
La cúrcuma es eficaz para tratar el dolor de rodilla causado por artrosis, - Foto: Foto GettyImages.

vida moderna

La hierba que ayuda a regenerar el cartílago de la rodilla

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias que pueden servir en caso de tener hinchazón en las articulaciones, tendones, ligamentos o cartílagos.

Actualmente, existen remedios naturales que sirven para el uso exclusivo de fortalecer los ligamentos y los cartílagos, ya que los mismos se pueden desgastar con el tiempo y producir dolor, e incluso dificultar la realización de algunos movimientos.

En cuanto a los cartílagos, en concreto, son tejidos conectivos elásticos que revisten las articulaciones y les permiten moverse sin problemas. Existen tres tipos: hialino: el más abundante en el organismo, fibroso: ubicados en donde se insertan los ligamentos y los tendones, y elástico: presente en la laringe, el oído y la epiglotis, según el portal Mejor con Salud.

La zona más comprometida suele ser la de las rodillas, ya que estas deben soportar todo el peso del cuerpo, aunque también se resienten los hombros, la cadera, las muñecas o los talones.

El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. También puede conducir a daños articulares y deformidad, según el portal de la Biblioteca de Medicina de EE. UU. Medline Plus.

Artritis
El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. - Foto: Getty Images

Cúrcuma para fortalecer el cartílago de la rodilla

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias que pueden servir en caso de tener hinchazón en las articulaciones, tendones, ligamentos o cartílagos, según un estudio realizado por la Universidad Central de Michigan y otra investigación realizada por el M.S Ramaiah Medical College (India).

Por otra parte, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tasmania, en Australia, señala que la cúrcuma es eficaz para tratar el dolor de rodilla causado por artrosis, (enfermedad que lesiona el cartílago articular).

Infusión de cúrcuma

Ingredientes

  • 4 tazas de agua
  • 1 ½ cucharadita de polvo de cúrcuma (también puedes usarla fresca)
  • Pimienta negra
  • 1 limón o lima en rodajas
  • Jengibre

Preparación

  • Poner a hervir el agua, cuando llegue al punto de ebullición, agregar la cúrcuma, una pizca de pimienta negra y las rodajas del limón o la lima.
  • Luego, dejar que la mezcla hierva por diez minutos para que se incorporen los ingredientes.
  • Antes de servir, colar el té y, como opción, se puede endulzar con un poco de miel.

Otros remedios caseros para los cartílagos

Lizana y sésamo

Ingredientes:

  • Ocho cucharadas de semillas de linaza.
  • Cuatro cucharadas de semillas de sésamo.
  • Tres cucharadas de pasas, dos cucharadas de gelatina, 200 gramos de miel y 40 gramos de semilla de calabaza.

Preparación:

  • Bate todos los ingredientes y guarda la mezcla en la nevera.
  • Se recomienda beber dos cucharadas al día.

Hierbabuena y romero

El consumo de la hierbabuena y el romero en infusiones resulta ser beneficioso, no solo para la memoria, sino también para el sistema inmune y podría ayudar a regenerar algunos cartílagos desgastados.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de tomillo.
  • 1 cucharada de romero.
  • 1 cucharada de menta o hierbabuena.
  • 1 cucharada de salvia.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Hervir el agua y colocar todas las hierbas adentro (recomendado usar hierbas frescas, ya que son más efectivas que las hierbas secas).
  • Luego, mantener el hervor durante 5 minutos y después retirar del fuego y dejar reposar durante 15 minutos con la olla cubierta.
  • Colar la infusión y mantener refrigerado.

Ortiga

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de hojas de ortiga (80 gramos).
  • 4 tazas de agua (1 litro).
  • 1 cucharadita de zumo de limón (10 gramos).
  • 2 cucharadas de miel (40 gramos).

Preparación:

  • Primero, calentar el agua y cuando rompa el hervor, añadir la ortiga.
  • Dejar que hierva 15 minutos y retirar del fuego.
  • Luego, tras 15 minutos, filtrar y verter en una botella de cristal.
  • Después, colocar en la nevera 1 hora.
  • Antes de beber, agregar el zumo de limón y la miel.
  • Mezclar bien y beber frío (se pueden añadir cubos de hielo si se desea).