Verduras
Las verduras son clave como parte de una dieta saludable, según la Organización Mundial de la Salud. - Foto: Getty Images

salud

La verdura que ayuda a depurar los riñones y el hígado de manera natural

Es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los riñones y el hígado cumplen funciones indispensables para el cuerpo, por ello su cuidado debe ser una prioridad. En los primeros comúnmente se presentan piedras que ocasionan molestos dolores, mientras que en el segundo es posible que se acumule grasa.

Entre las tareas que desempeñan los riñones está filtrar y mantener la sangre libre de productos de desecho provenientes de los alimentos. También se encargan de eliminar el ácido que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales.

El hígado, por su parte, digiere los alimentos, almacena energía y elimina toxinas. Adicionalmente, depura la sangre y ayuda a expulsar sustancias químicas nocivas, a la vez que produce bilis, que trabaja en la descomposición de las grasas y es útil en la asimilación de vitaminas liposolubles.

Según el Stanford Medicine Children’s Health, este órgano trabaja en la producción de colesterol y proteínas especiales para ayudar a transportar las grasas por todo el cuerpo, entre muchas otras funciones.

El brócoli es una fuente de cromo, el cual es un mineral que controla el azúcar. Foto: GettyImages.
El brócoli ofrece beneficios tanto a los riñones como al hígado. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Dada su importancia, es clave tomar acciones que garanticen una condición saludable y una de las primeras es llevar hábitos de vida saludables, empezando por una alimentación equilibrada, la cual debe incluir muchas frutas y verduras, alimentos que son clave para la prevención de enfermedades.

Una de las más recomendadas para cuidar tanto los riñones como el hígado es el brócoli. Esta hortaliza de la familia de las coles le aporta al organismo una gran cantidad de vitaminas y minerales, esenciales para su buen funcionamiento.

Una ración de 200 gramos de este vegetal cubre las necesidades diarias de vitamina C de un adulto, ya que aporta casi el cuádruple de las que se necesita. También satisface los requerimientos diarios de ácido fólico y dos terceras partes de los de vitamina A, asegura el portal Cuerpo Mente.

Este vegetal contiene selenio, potasio, calcio, fibra, vitaminas del complejo B y proteínas vegetales, además de fitoquímicos. Los flavonoides poseen una fuerte acción antioxidante que tiene la capacidad de evitar la oxidación de lípidos en el organismo, así como de neutralizar los efectos negativos de los radicales libres en cada célula, según una investigación publicada en la revista Free Radical Research.

El brócoli contiene una serie de compuestos bioactivos que pueden impedir la acumulación de grasa en el hígado. Foto Gettyimages.
El brócoli contiene una serie de compuestos bioactivos que pueden impedir la acumulación de grasa en el hígado. Foto Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

Bueno para los riñones

Cuerpo Mente cita una investigación publicada en el Journal of the American Society of Nephrology, según la cual el consumo de tres a cinco raciones de brócoli por semana minimiza la inflamación crónica y reduce el riesgo de deterioro de los riñones, en especial de las personas que por razones genéticas no producen la enzima desintoxicante glutatión-S-transferasa M1.

Por otra parte, un estudio clínico demostró una asociación entre un consumo elevado de brócoli y otras hortalizas de la familia de las crucíferas y un riesgo menor de fallo renal.

Una publicación del portal Alimente, del diario El Confidencial, de España, precisa que los beneficios del consumo del brócoli y otras crucíferas vienen de los glucosinolatos, unos compuestos que tienen la característica de ser potencialmente beneficiosos para la salud humana ya que mejoran la detoxificación del organismo. Este proceso permite eliminar sustancias que el cuerpo ha ido acumulando con el tiempo aunque no las necesite.

Getty Images
El consumo regular de brócoli ayuda a bajar de peso, en beneficio del hígado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aliado del hígado

En relación con el hígado, un estudio desarrollado por la Universidad de Illinois en los Estados Unidos determinó que el consumo de azúcares y grasas saturadas, además de una vida sedentaria, genera el aumento de la grasa corporal que tiene una gran incidencia en el hígado.

Los científicos que desarrollaron la investigación encontraron que el consumo de brócoli es favorable para este órgano y aconsejan que se debe consumir de tres a cinco veces por semana.

“El brócoli contiene una serie de compuestos bioactivos que pueden impedir la acumulación de grasa en el hígado y prevenir las células cancerosas. En el estudio se alimentó a dos grupos de ratones diagnosticados con problemas hepáticos; a uno con brócoli y a otro con la dieta “moderna”. Aquellos con la dieta alta en grasas y azúcares, los nódulos cancerosos, así como su tamaño, aumentaron. Mientras que aquellos ratones a los que se les alimentó con brócoli, los nódulos cancerosos disminuyeron”, resaltó el informe de la investigación.

Los investigadores concluyeron que el brócoli debe estar incluido en la alimentación por su positivo impacto en la salud humana, pues la dieta que hoy se consume es muy propensa a generar acumulación de grasa en el hígado.