Tendencias
La hipertensión arterial puede incrementar el riesgo de padecer de un infarto.
La hipertensión arterial puede incrementar el riesgo de padecer de un infarto. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Las bebidas prohibidas para personas hipertensas

Es importante tener hábitos alimenticios sanos para evitar complicaciones de salud.

Las personas hipertensas son aquellas que tienen un diagnóstico de hipertensión. Esta es una afección en la que se tiene una presión arterial alta.

La presión arterial alta se mide a través de dos indicadores. “el primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late, mientras que el segundo, la tensión diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando el corazón se relaja entre un latido y otro”, explica la Organización Mundial de la Salud.

Cuando ambos números son mayores de 130/80 mm Hg se tiene presión arterial alta y cuando el valor del número superior de la presión arterial es entre 120 y 130 mm Hg y el valor del número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada, explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Al momento de recibir este diagnóstico es importante hacer cambios en el estilo de vida que contribuya a mantener estos valores en rangos normales. La alimentación es clave para lograr buenos resultados.

A continuación algunas de las bebidas que deben evitar las personas hipertensas para evitar complicaciones en su salud:

Alcohol

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señalan que las personas que tienen hipertensión no deben tomar bebidas alcohólicas, ya que su consumo puede incrementar la presión arterial.

“Si tienes presión arterial alta, evita el alcohol o bebe alcohol con moderación solamente. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres”, recomienda Macyo Clinic.

Asimismo, se debe tener en cuenta que el alcohol tiene calorías, las cuales contribuyen al incremento de peso, el cual es un factor de riesgo para tener presión arterial alta.

Bebidas con gas

Según explica el portal Saber Vivir, las bebidas con gas suben la presión arterial, debido a que poseen sodio. Sin embargo, señala que el agua mineral con gas es la excepción.

“Un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas demostró que la ingesta de agua mineral con gas reduce las concentraciones de aldosterona, una hormona que incrementa la presión sanguínea”, detalla el sitio web.

Bebidas azucaradas

Saber Vivir destaca una investigación publicada en la revista científica Hypertension, donde el equipo de expertos encontró que la presión arterial se incrementa gradualmente por cada lata adicional de bebida azucarada que se toma al día.

Alimentación saludable

Medline Plus explica las características de la dieta “DASH” (Dietary Approaches to Stop Hypertension), la cual tiene como propósito ayudar a bajar la presión arterial.

Esta dieta incluye alimentos que son más ricos en potasio, calcio y magnesio y más baja en sal que la alimentación diaria típica. Las metas de esta dieta son:

  • Reducir el sodio a no más de 2,300 mg por día. Lo ideal es consumir solo 1,500 mg.
  • Disminuir la grasa saturada hasta el 6 % y la grasa total al 27 % de las calorías diarias. Es importante incluir productos lácteos bajos en grasa, pues pueden ser una opción saludable para bajar la presión arterial sistólica.
  • Al elegir grasas, que sean saludables como el aceite de oliva y el aceite de canola.
  • Elegir los granos integrales antes que los productos de harina blanca o pasta.
  • Consumir frutas y verduras frescas todos los días.
  • Comer nueces, semillas o legumbres (frijoles o guisantes) todos los días.
  • Elegir cantidades moderadas de proteína.
  • Disminuir los carbohidratos a 55 % de las calorías diarias.
  • Disminuir el colesterol a 150 mg.
  • Obtener al menos 30 gramos de fibra diariamente.

Antes de elegir esta dieta se debe consultar con un doctor y un nutricionista.