vida moderna

Las enfermedades comunes en mujeres después de los 40 años

La forma del cuerpo cambia de manera natural con la edad.


A partir de los 40 años, las mujeres deben visitar al proveedor de atención médica periódicamente, incluso si está saludable, con el propósito de:

  • Detectar problemas médicos.
  • Evaluar el riesgo de problemas médicos futuros.
  • Fomentar un estilo de vida saludable.
  • Actualizar las vacunas.

Además, porque, según el portal de Seguros Personales Chubb, reveló que a partir de los 40 las enfermedades más comunes en mujeres con:

  • Hipertensión: La hipertensión es una afección frecuente en la que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, con el transcurso del tiempo, es lo suficientemente alta, como para causar problemas de salud, como una enfermedad cardíaca. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que en el mundo hay 1.280 millones de adultos de 30 a 79 años con hipertensión y que la mayoría de ellos (cerca de dos tercios) vive en países de ingresos bajos y medianos.
  • Enfermedades del corazón: Existen muchos tipos de enfermedades cardíacas pero la causa más común es el estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias, los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón.
  • Osteoporosis: La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.
  • Diabetes: La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, explicó la OMS. De hecho, existen varios tipos de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

Por su parte, Medline señaló que algunas cosas que se pueden hacer para reducir los cambios en el cuerpo relacionados con la edad son:

  • Hacer ejercicio con regularidad: las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.
  • Reducir el consumo de alcohol: El alcohol es una de las sustancias adictivas más ampliamente consumidas en el mundo y para los adultos sanos, beber con moderación significa una copa al día para las mujeres y dos al día para los hombres. Una copa equivale a 12 onzas (350 mL) de cerveza, 5 onzas (147 mL) de vino o 1,5 onzas (44 mL) de licor con graduación de 80 grados.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.