Tendencias
Uvas verdes y moradas
Debido a su alto contenido en potasio, las uvas son recomendables para las personas con presión arterial alta. - Foto: Getty Images

vida moderna

Las enfermedades que se previenen al consumir dos tazas de uvas por día

Actúan como un potente antioxidante natural para combatir el envejecimiento prematuro creado por los radicales libres.

Las uvas son una deliciosa fruta que sirven para elaborar una de las bebidas más apetecidas y que muchas personas disfrutan: el vino. Sin embargo, pocos conocen los beneficios que pueden tener para la salud si se consumen a diario.

El estudio Hepatoprotección antioxidante de la cáscara y semilla de Vitis vinifera L. (uva) se ha encargado de revisar si las cáscaras y semillas de las uvas, una vez son utilizadas para hacer vino, tienen beneficios para la salud. Los descubrimientos afirmaron que “sí”.

A partir de las diferentes investigaciones se llegó a la conclusión de que las uvas tenían una gran capacidad antioxidante y que las cáscaras y semillas utilizadas para preparar mermeladas u otras elaboraciones brindan muchos beneficios. Esto todo es debido a su composición: polifenoles, vitamina C, vitamina E, y flanovoides, según el portal Mejor con Salud.

Incluso, actúan como un potente antioxidante natural, de manera que ayuda a combatir el envejecimiento prematuro creado por los radicales libres, según el portal de salud, Saber Vivir.

Jugo de uva / Uvas
Las uvas tienen una gran capacidad antioxidante y las cáscaras utilizadas para preparar mermeladas y jugos brindan muchos beneficios. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Beneficios de comer dos tazas de uvas al día

Controlan la presión arterial

  • Debido a su alto contenido en potasio, las uvas son recomendables para las personas con presión arterial alta.
  • Potasio y sodio cumplen funciones complementarias. Por eso, un déficit de potasio asociado a un exceso de sodio puede dar lugar a hipertensión arterial, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Previenen la osteoporosis

  • Su contenido en boro hace recomendable el consumo de uvas en la prevención de osteoporosis, sobre todo, en las mujeres durante el embarazo y tras la menopausia.
  • Un estudio realizado con 12 mujeres posmenopáusicas indica que el boro reduce la excreción de calcio, magnesio y fósforo, todos ellos minerales necesarios para mantener duros los huesos.

Aportan energía

  • Son una gran fuente de azúcares y carbohidratos, lo que significa que aportan una importante dosis de energía extra (65 Kcal por cada 100 g).
  • Esta propiedad aumenta (y mucho) si se consumen en forma de pasas. (263 Kcal cada 100 g.).
  • Procurar no exceder en su consumo.

Previenen la espina bífida

Ayudan a eliminar líquidos

  • Las uvas poseen un efecto diurético beneficioso en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal (favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales), de hipertensión arterial y de otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.
  • Su alto contenido en pectina ayuda en la eliminación de sustancias nocivas para el cuerpo.

Reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular

  • Su alto contenido en polifenoles puede disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular mediante la prevención de la acumulación de plaquetas y la reducción de la presión arterial a través de mecanismos anti-inflamatorios.
  • Además, contienen quercetina, un anti-inflamatorio que parece reducir el riesgo de aterosclerosis, según el portal especializado en salud, Saber Vivir.

Combaten el estreñimiento

  • Consumir alimentos con alto contenido en agua es fundamental para mantener el cuerpo hidratado y tener evacuaciones regulares.
  • El alto contenido en fibra que contienen las uvas contribuye a potenciar un tránsito intestinal saludable.