Tendencias
Plantas medicinales
Las plantas medicinales son plantas usadas como medicamento. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

Las hierbas para eliminar los síntomas de nervios en el estómago

No se deben usar remedios herbales sin antes hablar primero con un experto de la salud.

Hay situaciones diarias que pueden generar nervios y con esto se puede dificultar el dormir o realizar algunas tareas diarias. Además, en ocasiones los nervios pueden generar sensación de cansancio o ansiedad, pero existen infusiones naturales que ayudan a producir sensación de relajación.

Por ello, el portal Mejor con Salud reveló que existen algunas plantas que ayudan a eliminar los síntomas de nervios en el estómago por sus propiedades relajantes.

Así las cosas, la primera recomendación es la manzanilla, pues es un sedante y tranquilizante natural, capaz de producir sueño natural y reparador, y calmar los nervios, gracias a que contiene apigenina, un suplemento natural y para obtener los beneficios, por cada taza de manzanilla que se desee preparar se debe añadir una cucharada de manzanilla. Después, se deja hervir por cinco minutos y se deja reposar la infusión un par de minutos.

No obstante, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que ciertas personas usan la manzanilla para tratar diversos trastornos digestivos, incluyendo el malestar estomacal (indigestión), las náuseas, los vómitos, la pérdida del apetito y los gases intestinales (flatulencia).

La segunda sugerencia es la menta con la tila, porque la menta tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas o antitusivas, entre otras. Principalmente, está compuesta por agua, fibra y minerales como el calcio, potasio, cobre o magnesio, además de vitaminas A, B, C y D. A esto se suma que contienen un muy bajo nivel de grasa y de carbohidratos.

Sin embargo, la menta puede generar insomnio si se consume en altas cantidades y por su contenido de mentol, no es recomendable para niños menores de dos años. Además, consumirla en exceso puede generar náuseas y diarrea, y no debe tomarse durante el embarazo, porque puede provocar un aborto espontáneo.

Además, la tila tiene “acción inhibitoria sobre los receptores benzodiazepínicos, lo que significa que logra disminuir la acción del sistema nervioso central, calmando los nervios y ayudando a aliviar las crisis de ansiedad”, según el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

La siguiente recomendación es la pasiflora, ya que el portal portugués indicó que “la pasiflora contiene flavonoides, como la crisina, que interviene en el funcionamiento del ácido gamma-aminobutírico (GABA), el cual es un neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central que ayuda a conciliar el sueño, mejorar el estado de ánimo, disminuir la ansiedad y el estrés”.

La última sugerencia es consumir valeriana, pues es una planta medicinal que ha sido utilizada hace años por sus propiedades calmantes, sedantes y relajantes.

De todos modos, antes de consumir alguna infusión, lo primero que se debería hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guie el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Estados Unidos, aunque las hierbas medicinales (o remedios herbales) son plantas usadas como medicamento, las hierbas no son reguladas ni probadas como los medicamentos.

Por tal razón, la biblioteca reveló y señaló varios datos que las personas deben saber acerca de las hierbas medicinales:

  • No son reguladas como los medicamentos.
  • No necesitan someterse a estrictas pruebas antes de venderse.
  • Es posible que no funcionen como se anuncia.
  • Las etiquetas no necesitan aprobación. Podrían no mostrar la cantidad correcta de un ingrediente.
  • Algunas hierbas medicinales pueden contener ingredientes o contaminantes no mencionados en la etiqueta.
  • Si algo es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea.
  • No se le debe suministrar suplementos herbales a los niños ni se deben usar si la persona tiene más de 65 años de edad.
  • Los resultados no son iguales en todas las personas.