La enfermedad afecta a rodillas, caderas, manos y espalda, principalmente.
La artrosis es una enfermedad que puede presentarse en una o varias articulaciones y se caracteriza por el dolor. - Foto: Getty Images/Westend61

vida moderna

Las hierbas que ayudan a controlar los dolores por artrosis

Tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

La artrosis es la forma más común de artritis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Algunas personas la llaman enfermedad degenerativa de las articulaciones o artritis “de desgaste” y se presenta con más frecuencia en las manos, las caderas y las rodillas.

“Con la artrosis, el cartílago dentro de una articulación empieza a deteriorarse y el hueso subyacente comienza a cambiar. Estos cambios por lo general comienzan lentamente y empeoran con el tiempo”, precisa la citada fuente.

Es una enfermedad que puede causar dolor, rigidez e inflamación. En algunos casos, también genera un funcionamiento reducido y discapacidad, lo que les impide a los pacientes tener calidad de vida.

Además de cuidar la alimentación y evitar la ingesta de alimentos inflamatorios, es posible recurrir al consumo de algunos remedios caseros para aliviar el dolor generado en diferentes partes del cuerpo. Estas son algunas alternativas.

Artrosis / Columna
La artrosis es una enfermedad que puede generarse en la columna. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Cúrcuma

Esta especia tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que alivian las afecciones que provocan inflamación, rigidez y dolores en las articulaciones. Se puede consumir en cápsulas, como condimento en algunas comidas o en forma de té.

Eucalipto

Los extractos de las hojas de esta planta se usan en remedios tópicos para tratar el dolor generado en las articulaciones. Estas hojas contienen taninos, que ayudan a reducir la inflamación. Se puede diluir un poco de aceite esencial con uno base. Por ejemplo, 15 gotas de aceite de eucalipto con dos cucharadas de almendras u otro aceite neutro y se aplica de manera tópica en la zona afectada, según información del portal Healthline.

Jengibre

La citada fuente indica que algunos investigadores sugieren que, algún día, el jengibre podría ser una alternativa a los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (Aine).

“Las personas han usado por mucho tiempo el jengibre como una medicina tradicional para tratar las náuseas, pero también pueden utilizarlo para la artritis reumatoide, la osteoartritis y para el dolor en las articulaciones y músculos”, precisa.

Análisis científicos indican que es un alimento que no solo ayudaría a controlar los síntomas, sino a evitar la destrucción ósea.

Cola de caballo

Esta planta destaca por sus propiedades antiinflamatorias. La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Comprehensive Database) la califica como un producto eficaz, si se emplea como analgésico.

Se puede consumir en infusión. Se hierve una taza de agua y se le agrega una cucharadita de hojas secas de cola de caballo, se tapa, se deja reposar durante cinco minutos y se cuela. Dado que es una bebida amarga, se le puede adicionar una cucharadita de miel.

¿Quién tiene más probabilidades de tener artrosis?

Hay algunos factores que hacen más propensas a las personas a padecer esta enfermedad y son los siguientes, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

  • Actividades que usan en exceso la articulación: Esto incluye deportes con muchos saltos, giros, carreras o lanzamientos.
  • Tener una articulación que no se alinea correctamente.
  • Antecedentes familiares de artrosis: Algunas personas heredan cambios genéticos que aumentan su probabilidad de desarrollar este padecimiento.
Artritis
Las enfermedades de las articulaciones normalmente generan dolor e inflamación. - Foto: Getty Images

Recomendaciones

Los CDC brindan algunas recomendaciones para tratar este padecimiento y aliviar las molestias que genera, pues no hay cura para el mismo.

  • Aumentar la actividad física.
  • Fisioterapia con ejercicios de fortalecimiento muscular.
  • Pérdida de peso.
  • Medicamentos tanto recetados como de venta libre para aliviar el dolor.
  • Aparatos de apoyo como muletas o bastones.
  • Cirugía (es una opción de remplazo de articulaciones si los demás tratamientos no han funcionado).