Según expertos las cucarachas pueden vivir mucho tiempo con poca comida y tolerar altas dosis de radiación.
Según expertos las cucarachas pueden vivir mucho tiempo con poca comida y tolerar altas dosis de radiación. - Foto: Getty Images

salud

Las preocupantes enfermedades relacionadas con las cucarachas en el hogar

Estos animales, además de dar una señal de desaseo en casa, también pueden transmitir diversas patologías.

Las cucarachas son insectos poco o nada deseados en los hogares; si bien hay una creencia de que son casi “inmortales” y que podrían sobrevivir a un ataque nuclear, lo cierto es que estos animales pueden ser considerados una plaga que ocasiona graves y serias enfermedades.

Aunque son más comunes en los climas cálidos, las cucarachas pueden proliferar en otros lugares y están relacionadas especialmente en aquellos donde hay basura o suciedad y pueden llegar a las casas por los ductos del aire o por cualquier otra vía.

Esto significa que son capaces de transmitir graves enfermedades que si se tratan a tiempo no pasan a mayores, mientras que si se prolongan en el tiempo pueden tener graves consecuencias para los organismos.

Las cucarachas suelen deambular en las cocinas de los hogares debido a que son lugares calientes y donde se guarda la comida y por eso pueden pasearse por espacios utilizados para cocinar.

Cuando caminan, las cucarachas pueden dejar restos de excremento o partículas de alimentos que no consumieron, que si son consumidas por los humanos pueden generar enfermedades gastrointestinales.

Diarrea, cólicos, náuseas, vómitos y otro tipo de malestares intestinales son generadas por la salmonelosis, transmitida a su vez por las cucarachas.

La mayoría de este tipo de enfermedades, por fortuna, son atendidas a tiempo y con líquidos y sales hay una pronta mejoría.

Otra de las formas en las que una persona se puede enfermar por culpa de las cucarachas es por el aire, ya que las partículas de heces de las cucarachas y el polvo que van dejando a su paso se aspiran por la nariz causando alergias.

De acuerdo con los expertos, enfermedades como la fiebre del heno generada por las rinitis alérgicas pueden derivar en infecciones del oído, sinusitis, falta de sueño y afectaciones en la calidad de vida de quienes lo padecen.

Dependiendo de la gravedad de dicha enfermedad, se puede controlar con medicamentos antialérgicos e incluso algún tipo de vacunas.

El asma también es otro tipo de enfermedad que puede ser ocasionada por las cucharas, ya que genera tos, dificultad para respirar y si bien se puede aliviar con corticoides e inhaladores, otras veces no es tan sencillo y puede incluso poner en riesgo la vida de los otros.

Los alérgenos que viajan por el aire como los ácaros, el mocho y la caspa de animales como los gatos y los perros son las causantes del asma y, en este caso, también los residuos de las cucarachas.

Cucarachas: ¿cómo eliminarlas de la cocina?

A pesar de que hay quienes utilizan insecticidas para exterminar las cucarachas de la cocina u tras zonas del hogar, hay quienes dicen que estos insectos, que suelen ser de color castaño, rojo u oscuro y de cuerpo aplanado, continúan apareciendo como si el producto no les hiciera nada. De hecho, siempre se ha dicho que las únicas supervivientes a un ataque nuclear serían las cucarachas.

Estos animales suelen aparecer en las cocinas porque es este lugar donde encuentran agua y comida. Allí también buscan lugares oscuros para esconderse, así como puntos de calor donde puedan estar a gusto y reproducirse, siendo el motor de la nevera una de las zonas preferidas por estos insectos, según explicó al portal español RAC1, Juanjo Molinero, especialista en control de plagas.

Por lo tanto, para empezar a eliminarlas, el experto recomendó mover la nevera y constatar junto al motor si allí están alojados estos incómodos insectos. Además, teniendo en cuenta que son una especie nocturna, no está de más hacerles cacería en la noche cuando salen a buscar alimento y empezar a exterminarlas de a una.

Para el especialista en plagas, una de las dificultades más importantes a la hora de controlar plagas de cucarachas es que “nada mata los huevos” y que, de hecho, no hay ningún producto que los elimine.

Por lo tanto, advirtió en dicho portal que si el proceso de control no se hace adecuadamente, “siempre queda un rastro”; también recordó que “de una cucaracha muerta pueden salir las crías”, haciendo que sea muy difícil eliminarlas por completo.