vida moderna

Los beneficios de practicar el ayuno intermitente por largos períodos

El ayuno intermitente puede tener efectos secundarios desagradables.


El ayuno intermitente significa que una persona no come durante un periodo de días, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, existen algunos enfoques populares para el ayuno intermitente como, por ejemplo:

  • Ayuno de días alternos. Se come una dieta normal un día y se ayuna completamente o se hace una pequeña comida (menos de 500 calorías) al día siguiente.
  • Ayuno 5:2. Se come una dieta normal cinco días a la semana y se ayuna dos días a la semana.
  • Ayuno diario con tiempo restringido. Se come con normalidad, pero solo dentro de un lapso de ocho horas cada día. Por ejemplo, no se desayuna, pero se almuerza al mediodía y se cena a las 8 p.m.

De hecho, algunos estudios sugieren que el ayuno en días alternos es casi tan eficaz como una típica dieta baja en calorías para bajar de peso. Tanto así, que en 2019 el ayuno intermitente fue la dieta más buscada en Google y en 2020 fue la segunda dieta más buscada, solo por detrás de la cetogénica.

Pero adicional, “investigadores de Intermountain Healthcare en los Estados Unidos descubrieron que las personas que practicaron el ayuno intermitente solo con agua durante décadas tenían menos probabilidades de experimentar complicaciones graves como resultado de una infección por covid-19″, según el portal de salud de Terra Boa Saúde.

Asimismo, la web indica que en la investigación “se informó hospitalización y/o muerte en el 11 % de los que estaban en ayunas en comparación con el 29 % de los que no estaban en ayunas”.

Sin embargo, es importante reiterar que el resultado fue en personas que llevaban décadas practicando el ayuno.

Sobre la misma línea, el ayuno intermitente también mejora las afecciones asociadas con la inflamación, como: enfermedad de Alzheimer, artritis, asma, esclerosis múltiple y accidente cerebrovascular.

De igual forma, el ayuno regular puede reducir la lipoproteína de baja densidad, o colesterol “malo”. También se cree que el ayuno puede mejorar la manera en que el organismo metaboliza el azúcar.

Asimismo, otros expertos aseguran que el ayuno puede ayudar a mejorar el aparato digestivo y desintoxicar el organismo, pero es importante resaltar que no debe durar más de 48 horas, ya que podría ser perjudicial para la salud.

“El descanso digestivo que supone el ayuno es beneficioso para nuestra salud y por eso se propone dentro de una estrategia global de cambio de hábitos, pero debe ir acompañado de una buena alimentación y estilo de vida para que el conjunto de todo nos aporte dichos beneficios”, señaló la nutricionista, Elisa Blázquez le explicó a la revista española ¡Hola!

No obstante, es importante señalar que el ayuno intermitente puede tener efectos secundarios desagradables que normalmente desaparecen en un mes.

Así las cosas, los efectos pueden incluir los siguientes:

  • Hambre.
  • Fatiga.
  • Insomnio.
  • Náuseas.
  • Dolores de cabeza.

Adicional, hay inquietudes sobre los posibles efectos secundarios del ayuno regular para determinadas personas o en circunstancias específicas y por ello la entidad sin ánimo de lucro indicó en su portal web que no se recomienda el ayuno para:

  • Personas con trastornos alimentarios o que tienen bajo peso.
  • Mujeres que están embarazadas o amamantando.
  • Personas que toman medicamentos para la diabetes.
  • Personas con enfermedad hepática en etapa terminal.

De igual forma, según la doctora y dietista Charlotte Pratt, del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los Estados Unidos, “el ayuno intermitente se debe evaluar individualmente y con la ayuda de un dietista o un médico”.

Por tal razón, antes de realizar un ayuno, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.