Tendencias
Una mujer en embarazo
Una mujer en embarazo debe tener una dieta rica en frutas y verduras. - Foto: Getty Images

vida moderna

Los riesgos de ayunar durante el embarazo

Es importante consultar con un médico antes de llevar a cabo una dieta.

El ayuno consiste en la restricción de cierto tipo de alimentos, o ya sea de todos, practicado por creencias religiosas o populares que promete la pérdida de peso. Sin embargo, no es recomendable para todas las personas, y por esto, la compañía de un nutricionista es fundamental para llevarlo a cabo, si así lo desea, y el cuerpo lo permite.

Con lo anterior, se debe tener presente que una mujer en estado de embarazo necesita de una alimentación saludable rica en frutas y verduras, por lo que el ayuno no necesariamente es la mejor alternativa para el desarrollo de su bebé.

De acuerdo con la Clínica Mayo, el ayuno intermitente no es el más indicado para una mujer que está embarazada, lactando, y quizá, quiere perder peso.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un método que cada vez coge más fuerza entre las personas que buscan adelgazar; sin embargo, no es recomendado para todo el mundo y debe ser guiado por un nutricionista o experto en la salud.

Para empezar, consiste en restringir la ingesta de comida por un determinado tiempo, por lo que se considera que puede contribuir en la pérdida de kilos. Entre tanto, existen varias maneras de hacer este tipo de ayuno. La Clínica Mayo explica tres:

  • Un ayuno de 16 horas: por ocho horas, una persona debe consumir alimentos. Posteriormente, durante las siguientes 16 horas, debe restringir su ingesta.
  • Un día sí, un día no: este ayuno es alterno, que consiste en comer como usualmente se hace, pero de manera intermitente. Sin embargo, el día que no se consume ningún alimento se recomienda ingerir menos de 500 calorías.
No se recomienda el ayuno intermitente a todas las personas.
No se recomienda el ayuno intermitente a todas las personas. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Dos días de ayuno: la entidad de investigación americana explica que durante cinco días de la semana se debe tener un plan de alimentación normal, y durante los otros dos, no se debe hacer ingesta de ningún tipo de comida.

Por consiguiente, señala que el ayuno puede contrarrestar los riesgos de la aparición de enfermedades cardíacas, brindándole beneficios a las personas que no consumen de manera excesiva cigarrillo, por ejemplo.

Consecuencias de un ayuno durante el embarazo

Tal y como lo señala, un artículo publicado por JN The Journal of Nutrition, titulado: Efectos del ayuno durante el embarazo sobre el peso materno y fetal y la composición corporal en ratas bien nutridas y desnutridas, describe algunas posibles consecuencias de ayunar durante el embarazo, como por ejemplo: el bajo peso del feto, y su deterioro cognitivo.

embarazo
Foto referencia sobre embarazo. - Foto: Getty Images

Cabe destacar que esta investigación fue realizada en ratas en el año 1981.

Asimismo, Mejor con Salud, en una de sus publicaciones, precisa más detalles sobre esta práctica, explicando que es posible que un niño desarrolle diabetes del tipo 2, tras un ayuno regular de su madre durante el embarazo. Una enfermedad que se debe a la resistencia de las células a la insulina y/o a la no producción del páncreas de esta hormona.

Asimismo, señala que al no recibir el cuerpo vitaminas, puede incrementar los índices de cortisol relacionado con el estrés, por lo que puede afectar al menor en su futuro.

Alimentos durante el embarazo

La ingesta de alimento ricos en vitaminas, proteínas y minerales, ayudará no solo a la mujer sino al bebé en su desarrollo y crecimiento. Por esto, la Clínica Mayo, explica que una embarazada debe consumir vitamina B para contrarrestar problemas que se pueden presentar en el cerebro del feto, así mismo, este ácido fólico mitigará las probabilidades de que el niño nazca prematuro.

La ingesta de calcio fortalece el sistema óseo evitando el debilitamiento de los huesos y los dientes. Cabe destacar qué alimentos como el brócoli también son ricos en este nutriente.

Por último, los alimentos ricos en hierro pueden prevenir el desarrollo de anemia, que se debe al déficit de glóbulos rojos del cuerpo.