Su composición de proteínas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales reparan las fibras dañadas y evitan la caída.

vida moderna

Los mejores tratamientos capilares con aceite de coco

Este líquido graso de origen vegetal está lleno de vitaminas, minerales y proteínas que fortalecen las raíces.

El aceite de coco cuenta con compuestos antioxidantes y antibacterianos que reducen la presencia de agentes dañinos en la piel y el cabello, para darles una apariencia renovada.

Un estudio de la Universidad de California señala que sus ácidos grasos de cadena media han demostrado ser efectivos en el equilibrio del pH de la piel y su contenido de ácido láurico es un potente antibacteriano, el cual sirve para favorecer un cutis más suave y joven, al igual que su gran aporte de hidratación para el pelo.

Además, la industria lo está utilizando para la fabricación de jabones, champús y cremas para embellecer la piel y el cabello. Sin embargo, hay quienes prefieren utilizarlo en su estado natural porque consideran que es una forma más eficaz de aprovechar sus propiedades, según el portal Mejor con Salud.

Este aceite es muy recomendado como revitalizante y reparador, ya que sus compuestos activos revierten los daños causados por el ambiente y regulan la producción de aceites para tratar la sequedad.

Cabello seco y maltratado
Este aceite es muy recomendado como revitalizante y reparador ya que sus compuestos activos revierten los daños causados por el ambiente. - Foto: Getty Images/Image Source

También cuenta con una composición nutricional única que permite hidratar, exfoliar y proteger la mismo tiempo la dermis. Además, el aceite de coco contiene ácidos grasos saturados en 94 %, con propiedades antienvejecimiento que reducen la pérdida del cabello, rejuvenecen la piel y brindan al cuerpo grandes cantidades de vitamina E, según el portal Belleza Natural.

Aceite de coco como acondicionador para el cabello

Por su textura, aroma y propiedades, el aceite de coco es una gran alternativa para sustituir los acondicionadores comerciales. Además, no contiene sustancias químicas agresivas y está lleno de vitaminas, minerales y proteínas que fortalecen las raíces.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g).

Modo de uso:

  • La aplicación se puede hacer durante el lavado habitual del pelo, o bien, como tratamiento profundo en seco.
  • Tomar un par de cucharadas de aceite de coco y frotarlo por todo el cabello y cuero cabelludo.
  • Cubrirlo con un gorro para baño y dejarlo actuar durante una hora.
  • Lavar con abundante agua y proceder a peinar de inmediato.

Tratamiento para estimular el crecimiento

Este ingrediente natural es uno de los mejores aliados para promover el crecimiento saludable del pelo. Su composición de proteínas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales reparan las fibras dañadas y evitan la caída.

Además, su ácido láurico penetra en profundidad en el cuero cabelludo y ayuda a que el pelo crezca sin dificultades.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).
  • 6 gotas de vitamina E.

Modo de uso:

  • Combinar las gotas de vitamina E con el aceite de coco, calentarlo un poco y frotarlo con suaves masajes circulares por todo el cuero cabelludo.
  • Humedecer también las puntas dañadas y cúbrelo con un gorro.
  • Déjarlo actuar toda la noche y enjuagar.
  • Usarlo tres veces a la semana.

Control del ‘frizz’

Este producto protege la melena frente a las agresiones del calor y los rayos UV, evitando el maltrato y el debilitamiento.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite de coco (5 g).

Modo de uso:

  • Tomar la cucharadita de aceite de coco con las palmas de las manos y frotar con suaves masajes por todo el cabello.
  • No hay necesidad de enjugarlo, a menos que quede una sensación grasosa.

Tratamiento contra la caspa

Las propiedades antimicrobianas y antimicóticas del aceite de coco se han utilizado como solución contra el exceso de caspa y sus síntomas. Su aplicación calma la irritación, disminuye la descamación y alivia la incómoda sensación de comezón.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g).
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té.

Modo de uso:

  • Combinar los aceites esenciales hasta obtener un producto homogéneo.
  • Aplicar por todo el cuero cabelludo y el cabello con suaves masajes circulares.
  • Cubrirlo con un gorro y dejarlo actuar durante 20 o 30 minutos.
  • Enjuagar y repetir su aplicación cada tres días.