Tendencias
¿Cómo quitar las manchas de sudor de las axilas de la ropa?
La sudoración excesiva puede generar olores desagradables. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Mal olor por sudor? Estas son las plantas con las que se puede combatir

La sudoración excesiva puede presentarse en las axilas, los pies y hasta las palmas de las manos.

A la sudoración excesiva se le conoce como hiperhidrosis, afección por la cual una persona puede sudar incluso cuando la temperatura es fresca o cuando se está en reposo.

Este es un proceso que ayuda al cuerpo a permanecer fresco. En la mayoría de casos, es natural que las personas suden más en temperaturas cálidas, al ejercitarse o en respuesta a situaciones que las hacen sentir nerviosas, enojadas, avergonzadas o con miedo.

No obstante, para muchas de ellas supone una incomodidad, no solo porque los fluidos pueden empapar la ropa, sino porque pueden venir acompañados de olores desagradables que dificultan las relaciones en el entorno social, laboral y sentimental.

Expertos del instituto de investigaciones clínicas Mayo Clinic indican que el sistema nervioso activa automáticamente las glándulas sudoríparas cuando la temperatura corporal aumenta. El tipo más frecuente es la hiperhidrosis focal primaria, en la cual los nervios responsables de enviar señales a las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivos, a pesar de no haber sido desencadenados por la actividad física ni el aumento de la temperatura. Este tipo afecta generalmente las palmas de las manos, las plantas de los pies y, a veces, el rostro.

No existe una causa médica para este tipo de hiperhidrosis. Es posible que tenga un componente hereditario, ya que a veces se da en varios miembros de una misma familia, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

La infusión de salvia también puede emplearse en caso de halitosis y problemas digestivos subyacentes.
la infusión de salvia puede ayudar a controlar las glándulas sudoríparas. - Foto: Getty Images

Por su parte, la hiperhidrosis secundaria se presenta cuando la sudoración excesiva se debe a una enfermedad. Es el tipo menos frecuente. Es más probable que provoque sudoración en todo el cuerpo. Los trastornos que pueden provocar sudoración intensa comprenden: diabetes, sofocos en la menopausia, problemas en las glándulas tiroideas, nivel bajo de azúcar en la sangre, algunos tipos de cáncer, ataque cardíaco, trastornos del sistema nervioso e infecciones.

Normalmente, este es un tema que se puede solucionar con el uso de productos antitranspirantes dentro de una buena rutina de higiene. No obstante, en ocasiones, es necesario acudir al médico para recibir un tratamiento más específico, dicen los especialistas.

Sin embargo, también existen algunos remedios caseros para hacerle frente a este padecimiento. Entre ellos está el empleo de algunas plantas.

Nogal

Se dice que las hojas de nogal tienen propiedades antitranspirantes y desodorantes que pueden ayudar a combatir el exceso de sudor y mal olor, así como a mantener la zona limpia.

Para preparar una infusión con estas hojas se requiere de dos cucharadas de hojas de nogal secas y dos tazas de agua. Primero se incorporan las hojas en una olla con agua y se ponen a hervir, a fuego bajo, durante cinco minutos. Después se deja reposar la bebida a temperatura ambiente, hasta que se enfríe. Se enjuagan las zonas afectadas con el líquido o se aplica con la ayuda de un algodón. Lo recomendado es repetir su uso todos los días si el médico lo autoriza, según información del portal Mejor con Salud.

Aloe vera

Se puede preparar una mezcla de sábila con bicarbonato de sodio, la cual refresca la piel. Además, se dice que inhibe el crecimiento de las bacterias que originan olores desagradables por la sudoración excesiva.

Para elaborarla se utilizan dos cucharadas de gel de aloe vera y una cucharadita de bicarbonato. Se mezclan los dos ingredientes hasta obtener una pasta. Luego se frota el producto sobre las axilas, pies y cualquier zona que sude y genere olores molestos. Se puede usar todos los días.

El aloe vera puede mezclarse con bicarbonato para hacerle frente a la sudoración excesiva. Foto: Ingimage - Foto: Foto: Ingimage

Salvia

Esta planta actúa como bactericida, cicatrizante, antiséptica, relajante, diurética y antiinflamatoria. Pero, además, se le atribuyen propiedades antisudoríficas, pues ayuda a controlar este padecimiento. Tiene beneficios antitranspirantes que se deben a la vitamina B y magnesio que contiene, los cuales calman las glándulas sudoríparas. Se puede tomar una taza del té de esta planta diariamente para reducir la secreción de las mencionadas glándulas.

Tratamiento médico

Si la sudoración excesiva se presenta debido a una enfermedad existente, según los expertos de Mayo Clinic, primero se debe tratar esa afección. Si no puede hallarse una causa definida, el tratamiento se centra en controlar la sudoración. Es posible que en algunas ocasiones la persona deba realizar diversos tratamientos para hacerle frente a esta molesta problemática, de acuerdo con los expertos.