vida moderna

Manchas en la manos: cómo quitarlas de manera natural

El envejecimiento hace que las personas mayores tengan manchas y pecas en las manos y otras partes del cuerpo,


Las manchas en las manos son uno de los principales signos de envejecimiento, ya que la exposición al sol puede pigmentar la piel de manera muy fácil.

En concreto, a medida que pasan los años, la piel se va manchando por un desequilibrio en la melatonina, componente de la dermis. Esto hace que las personas mayores tengan manchas y pecas en las manos y otras partes del cuerpo, como el rostro, el cuello, los hombros y los brazos, según el portal Mejor con Salud.

Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología, también existen algunos factores que lo empeoran como la menopausia, no cuidar la piel con productos específicos, genética, el embarazo y algunos medicamentos.

Por otro lado, están las manchas por estrés, las cuales pueden aparecer de un momento a otro y a cualquier edad. Como explica Marta Masi, para el magacín especializado en belleza y bienestar Telva, “las manchas por estrés aparecen de manera repentina en nuestro cuerpo y tienen un aspecto rojizo o rosáceo. Causan bastante picor, y suelen aparecer a modo de brote, afectando a diferentes áreas de nuestro cuerpo. Aunque pueden salir en cualquier zona, las más comunes son la cara, las extremidades y el tórax”.

Cabe resaltar que estas manchas son totalmente diferentes a las provocadas por el sol, tanto por su color (las manchas pigmentarias son marrones), como por su forma de aparición. Mientras que las manchas por estrés surgen de forma repentina y a modo de brote, las manchas por el sol son fruto de la exposición solar sin protección y salen con los años).

Manos de mujer
A medida que pasan los años, la piel se va manchando por un desequilibrio en la melatonina, - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por fortuna, existen algunos remedios naturales que se pueden utilizar para lucir una piel de porcelana y quitar las manchas en las manos con ingredientes que seguramente están en la despensa de todos los hogares.

Crema de garbanzos

Ingredientes

  • 1/3 taza (70 g) de garbanzos.
  • Un poco de agua.

Preparación

  • Primero, machacar los garbanzos con el agua.
  • Luego, dejar macerar todo el día.
  • Colocar sobre las manchas a la noche.
  • Dejar que se seque y lavar.
  • Se recomienda repetir a diario.

Crema de vinagre

Ingredientes

  • Partes iguales de vinagre de manzana y crema para manos o cuerpo.

Preparación

  • Mezclar el vinagre de manzana con la crema.
  • Usar para cualquier parte del cuerpo, incluyendo las manos.

Mascarilla de limón y miel para las manchas

El limón aporta a la piel propiedades astringentes ayudando a cerrar los poros y a aclarar el rostro y las manos; junto con la miel, esta mascarilla se convierte en un remedio ideal para mejorar las manchas.

Ingredientes

  • El zumo de un limón.
  • Dos cucharaditas de miel orgánica.

Preparación

  • En un recipiente mezclar ambos ingredientes hasta lograr una pasta homogénea y compacta.
  • Luego, aplicarlo en la zona manchada y dejar que actúe durante 30 minutos.
  • Después de este tiempo, enjuagar bien la piel y aplicar el protector solar habitual para que la piel esté protegida de los rayos del Sol.

Mascarilla de aloe vera y huevo

Para esta mascarilla se necesita una cucharada de aloe vera, una clara de un huevo y una cucharada de miel. El huevo, por su parte, tiene un alto contenido en colágeno que ayudará a rejuvenecer la piel.

Preparación

  • Extraer el gel de la hoja de aloe vera y verter en un molde.
  • Luego, agregar la clara de huevo y revolver a punto de turrón.
  • Agregar la cucharada de miel y mezclar hasta obtener una pasta homogénea.
  • Finalmente, aplicar sobre el rostro y las manos, poniendo énfasis en las zonas con arrugas, dejar actuar 30 minutos y retirar con agua tibia.

Infusión de diente de león

Ingredientes

  • 1 taza (250 ml) de agua.
  • 1 cucharada (10 g) de hierba de diente de león.

Preparación

  • Comenzar hirviendo el agua.
  • Luego, añadir la hierba.
  • Aplicar dos o tres veces al día.