vida moderna

¿Qué pasa al comer sandía todos los días?

Además de ser diurética, esta fruta también posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.


La sandía es la fruta que más cantidad de agua tiene, hasta un 95 % de su peso, por eso es uno de los alimentos más hidratantes. Además, es una de las favoritas por la mayoría de las personas, incluso, suele ser la que prefieren los niños a la hora de comer una fruta, por su exquisito sabor, color y frescura.

No obstante, pocos conocen sus beneficios frente a la salud. La Fundación Española de la Nutrición (FEN), señala que la sandía es la fruta que más agua contiene, por lo tanto, tiene un bajo contenido energético y, en general, pocos nutrientes, aunque contiene buenas cantidades de diversas vitaminas y minerales.

Por otra parte, aporta una cantidad discreta de vitamina C (10 mg/100 g), pero para cubrir el 20 % de las necesidades diarias de esta vitamina basta consumir solo 45 calorías, gracias a la abundante agua que contiene.

Además de ser diurética, esta fruta también posee propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas antihipertensivas y digestivas, por lo que su consumo regular aporta diversos beneficios para el organismo, según el portal especializado en salud, Tua Saúde.

Sandia
La sandia ayuda a mantener hidratado al organismo, debido a que 95 % de su composición es agua, - Foto: Getty Images

Beneficios de la sandia para la salud

Mejora el tránsito intestinal

  • La sandía aporta agua y fibras, componentes que ayudan a aumentar y a hidratar el bolo fecal, mejorando el funcionamiento del tránsito intestinal.

Ayuda a la pérdida de peso

  • La sandía aporta una pequeña cantidad de fibras y tiene pocas calorías, por lo tanto, si se combina con una dieta equilibrada podría favorecer la pérdida de peso.

Mejora y previene la retención de líquidos

  • La sandía es una fruta que posee un gran contenido de agua, 1 rebanada aporta unos 280,8 g, por lo que genera un efecto diurético en el organismo. También ayuda a eliminar a través de la orina el exceso de líquidos del cuerpo.
  • Además, aporta potasio, un mineral que favorece la eliminación del exceso de líquido corporal, ayudando a desinflamar, según Tua Saúde.

Hidrata el organismo

  • La sandia ayuda a mantener hidratado al organismo, debido a que 95 % de su composición es agua, siendo una excelente alternativa para los días más calurosos.

Previene la formación de piedras en los riñones

Prevención cardiovascular

  • Consumir sandía puede resultar beneficioso para la salud cardiovascular.
  • Además, esta fruta también promueve el metabolismo de arginina y citrulina, lo cual es muy positivo para el corazón y la hipertensión, según el portal Mejor con Salud.

Fortalece el sistema inmune

  • Estimula las células de defensa del organismo, gracias a su aporte de vitamina C y A, las cuales actúan como antioxidantes previniendo el surgimiento de enfermedades como la gripe.

Proteger la piel del sol

  • Por su composición rica en carotenoides, como el licopeno, es una gran opción para ayudar a proteger la piel de los daños causados por los rayos del sol.
  • Por otra parte, contiene antioxidantes que ayudan a prevenir el daño que causan los radicales libres en la piel, lo cual evita el envejecimiento prematuro.

Licuado de sandía, fresas y menta

Ingredientes

  • 1 taza de sandía cortada en dados (220 gramos).
  • 10 fresas.
  • El jugo de un limón.
  • 1 vaso de agua (200 mililitros).

Preparación

  • Lo primero es obtener esos 220 gramos de sandía (o un melón).
  • Exprimir el jugo del limón y la reserva.
  • Luego, cortar por la mitad las fresas y lavarlas bien, para después llevarlo todo a la batidora: la sandía o el melón, el zumo de limón, las fresas y el vaso de agua.
  • Obtener un licuado homogéneo y, si se desea, añadir dos cubitos de hielo.