vida moderna

Miel: así se puede usar para aliviar el dolor de garganta

La miel no solo ayuda a tener una piel más sana, sino que también alivia malestares del cuerpo.


A la miel se le atribuyen propiedades antibióticas, siendo un excelente antiséptico para las lesiones de la piel, a la vez que aumenta la capacidad de resistencia del organismo a las infecciones, convirtiéndose en un cicatrizante y regenerador de las células de tejidos lesionados por quemaduras diversas, heridas y úlceras.

Los beneficios de la miel son varios, pues actúa como hidratante, revitalizante, suavizante, antioxidante y además nutre; es ideal para todo tipo de piel. Y estos son solo algunos de los privilegios ofrecidos por la miel para quienes quieren cuidar su piel y su cuerpo.

Este producto natural puede utilizarse de diversas formas no solo para brindarle a la piel un aspecto saludable, sino para ayudar a que el cuerpo en general se sienta mucho mejor.

El portal Mejor con Salud resaltó que la miel, que además de tener un muy buen sabor sirve como endulzante de bebidas o para acompañar el desayuno o algún postre, también puede funcionar como remedio natural.

“Se cree que tiene propiedades antibacterianas y que ayuda a evitar que la infección se propague o se mantenga por mucho tiempo. Además, controla las alergias al polen que en algunos casos provocan dolor de garganta”, señaló la web.

Asimismo, agregó que “esta sustancia tiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes, cicatrizantes y calmantes. Por ello, puede tener efectos beneficiosos a la hora de aliviar malestares respiratorios como el dolor de garganta. Alivia la carraspera o el ardor, ya que actúa como una capa protectora y humectante sobre la zona”.

En definitiva, es una opción natural y de muy buen sabor para aliviar esta molestia, junto con un poco de agua tibia el dolor prácticamente se irá en pocos días y podrá retomar su ritmo de vida sin ningún malestar.

La gente asocia las abejas a la miel, pero en el mundo existen más de 20 mil especies, de las cuales solo 7 producen el fluido dulce.
La gente asocia las abejas a la miel, pero en el mundo existen más de 20 mil especies, de las cuales solo 7 producen el fluido dulce. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Agua tibia con miel para la garganta

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Toma una olla y pon a calentar el equivalente a una taza de agua hasta que esté tibia.
  • Luego diluye 2 cucharadas de miel en el agua y haz gárgaras con la mezcla. Este tratamiento complementario lo puedes hacer todos los días, en la mañana y en la noche, hasta que el dolor desaparezca.

Con este remedio se reducirá la inflamación en la garganta y se podría aliviar el dolor. Si lo prefieres, puedes añadir un poco de limón a la mezcla y tomarla como infusión.

Igualmente, doctores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oxford y del Departamento de Ciencias de la Salud de Atención Primaria de Nuffield analizaron evidencia para explicar que la miel respondía a los síntomas de infecciones de la vías respiratorias (IVRS).

Estas infecciones son enfermedades algo comunes que se asemejan a la gripe y afectan la nariz, los senos nasales, la faringe o la laringe.

“La miel fue superior al cuidado habitual para mejorar los síntomas de las infecciones de la vías respiratorias superiores”, escribieron en la revista BMJ Evidence-Based Medicine.

Agregando que “proporciona una alternativa barata y ampliamente disponible a los antibióticos, la miel podría ayudar a reducir la propagación de la resistencia a los antimicrobianos, pero se necesitan más ensayos clínicos controlados de alta calidad con placebo”.

Los expertos reunieron los resultados de 14 estudios, de los cuales nueve solo tuvieron un análisis hacia los niños. La mayoría comparó la miel con tratamientos más convencionales, como los medicamentos de venta libre.

Otros estudios señalados por CNN demostraron que la miel “tiene el poder de matar bacterias. Los estudios han probado que es eficaz contra docenas de cepas, incluidas E. coli y salmonela’'.

Según este medio, otro estudio logró comprobar que hay un tipo específico de miel de Nueva Zelanda, llamada manuka, y la miel de tualang de Malasia combaten el estafilococo y la H. pylori, que responden a la bacteria digestiva que produce las diferentes úlceras pépticas.

“Otro estudio en 139 niños encontró que la miel tuvo un mejor efecto en aliviar la tos nocturna y mejorar el sueño que el popular supresor de la tos dextrometorfano y el antihistamínico difenhidramina (que a menudo se vende bajo la marca Benadryl)”, señaló el medio.