Tendencias
La nave Juno de la NASA captura la sombra alargada de Ganímedes sobre Júpiter
La nave Juno de la NASA captura la sombra alargada de Ganímedes sobre Júpiter - Foto: NASA

astronomía

Nave Juno de la Nasa capta la impresionante sombra de Ganímedes sobre Júpiter

La nave está en órbita desde el 4 de julio 2016.

La nave Juno de la NASA capturó la sombra proyectada en Júpiter por la luna Ganímedes (el satélite más grande del Sistema Solar) el 25 de febrero de 2022 durante su sobrevuelo número 40 del planeta.

El científico Thomas Thomopoulos mejoró la imagen en color utilizando datos sin procesar del instrumento JunoCam, según dio a conocer la NASA.

En el momento en que se tomó la imagen sin procesar, la nave espacial Juno se encontraba a unos 71.000 kilómetros por encima de la parte superior de las nubes de Júpiter, a una latitud de unos 55 grados sur, y 15 veces más cerca que Ganímedes, que orbita a 1,1 millones de kilómetros de Júpiter. Esta luna es mayor que Plutón o que Mercurio.

Un observador en las cimas de las nubes de Júpiter dentro de la sombra ovalada experimentaría un eclipse total de Sol. Los eclipses totales son más comunes en Júpiter que en la Tierra por varias razones. Júpiter tiene cuatro lunas principales (satélites galileanos) que a menudo pasan entre Júpiter y el Sol: en siete días, Ganímedes transita una vez; Europa, de dos veces a cuatro veces. Y dado que las lunas de Júpiter orbitan en un plano cercano al plano orbital de Júpiter, las sombras de la luna a menudo se proyectan sobre el planeta.

JunoCam capturó esta imagen desde muy cerca de Júpiter, haciendo que la sombra de Ganímedes pareciera especialmente grande.

Júpiter desde Misión Juno Foto: NASA PERIJOVE 41
Júpiter desde Misión Juno - Foto: Júpiter desde Misión Juno Foto: NASA PERIJOVE 41

Según datos por la misión Juno de la NASA durante su sobrevuelo de Ganímedes han permitido conectar las partículas emitidas por esta luna con las emisiones aurorales de Júpiter.

Vale recordar que los científicos del Southwest Research Institute (SwRI) utilizaron datos de la carga útil de Juno, el pasado 5 de abril, para estudiar la población de partículas que viajan a lo largo de la línea del campo magnético que conecta a Ganímedes con Júpiter mientras, detectan de forma remota las emisiones aurorales asociadas para revelar los misteriosos procesos que crean las luces brillantes.

“Cada una de las lunas más masivas de Júpiter crea sus propias auroras en los polos norte y sur de Júpiter”, afirmó el doctor Vincent Hue, autor principal de un artículo que describe los resultados de esta investigación. “Cada huella de aurora, como las llamamos, está conectada magnéticamente a su luna respectiva, como una correa magnética conectada a la luna que brilla en Júpiter”.

Ilustración de la geometría aproximada de la sombra de Ganímedes proyectada sobre un globo de Júpiter. Foto: NASA
Ilustración de la geometría aproximada de la sombra de Ganímedes proyectada sobre un globo de Júpiter - Foto: Ilustración de la geometría aproximada de la sombra de Ganímedes proyectada sobre un globo de Júpiter. Foto: NASA

Al igual que la Tierra, Júpiter experimenta la luz de la aurora alrededor de las regiones polares cuando las partículas de su magnetosfera masiva interactúan con las moléculas de la atmósfera joviana. Sin embargo, las auroras de Júpiter son significativamente más intensas que las de la Tierra y, a diferencia de la Tierra, las lunas más grandes de Júpiter también crean manchas de auroras.

La misión Juno, dirigida por el Dr. Scott Bolton de SwRI, gira alrededor de Júpiter en una órbita polar y voló a través del “hilo” de electrones que conecta a Ganímedes con su huella auroral asociada.

“Antes de Juno, sabíamos que estas emisiones pueden ser bastante complejas, desde un solo punto auroral hasta múltiples puntos, que a veces siguen una cortina auroral que llamamos la cola de la huella”, dijo en un comunicado el Dr. Jamey Szalay, coautor de Universidad de Princeton. “Juno, volando muy cerca de Júpiter, reveló que estas manchas aurorales son aún más complejas de lo que se pensaba”.

Ganímedes es la única luna de nuestro sistema solar que tiene su propio campo magnético. Su mini magnetosfera interactúa con la magnetosfera masiva de Júpiter, creando ondas que aceleran los electrones a lo largo de las líneas del campo magnético del gigante gaseoso, que Juno puede medir directamente.

*Con información de Europa Press