estudio

Nuevo estudio plantea hasta qué edad pueden llegar a vivir los seres humanos

En Colombia la esperanza de vida se encuentra en un promedio de 76 años.


En Colombia, de acuerdo con el DANE, la expectativa de vida aumentará en los próximos años. Cifras del año pasado señalan que la esperanza de vida se encuentra en un promedio de 76 años e incluso podría aumentar a los 79 años.

Sin embargo, esta edad pareciera resultar corta si se compara con cuánto puede llegar a vivir un ser humano, de acuerdo con un estudio publicado este miércoles por la revista Royal Society Open Science.

Los resultados que arrojó la investigación señalan que una persona puede llegar a los 130 años o incluso más, aunque las cifras de seres humanos que han tenido esta edad son bastante bajas.

Ancianos
Los resultados que arrojó la investigación señalan que una persona puede llegar a los 130 años o incluso más, aunque las cifras de seres humanos que han tenido esta edad son bastante bajas. - Foto: Getty Images

Como se sabe, el límite de edad del ser humano ha sido ampliamente debatido, pues depende de muchas variables, y estudios recientes señalan que la vida puede alargarse hasta los 150 años o que, incluso, no hay una edad límite en el marco teórico.

Pero la reciente investigación entra en ese debate con un análisis de datos nuevos de personas supercentenarias (110 años o más) y semisupercentenarias (105 años o más), evaluando qué variables juegan en personas de avanzada edad y por encima del promedio de vida.

Si bien el riesgo de muerte generalmente crece con la edad, el análisis de estos investigadores muestra que el riesgo finalmente se estanca en un momento y se mantiene en un 50/50 de posibilidades de vivir o fallecer.

A partir de los 110, uno puede plantearse el vivir otro año como tirar una moneda al aire”, dijo Anthony Davison, profesor de estadística en el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Lausana, que lideró el estudio. “Si sale cara, vivirás tu próximo cumpleaños. Si no, morirás en algún momento en el próximo año”, agregó.

Asimismo, el estudio recopiló información de la Base de Datos Internacional de Longevidad que cubre más de 1.100 supercentenarios de 13 países y otra de Italia con informaciones de todas las personas del país con 105 años o más entre 2009 y 2015. “Si existiera un límite por debajo de los 130 años, habríamos sido capaces de detectarlo con los datos disponibles ahora”, indicó Davison.

Sin embargo, aunque en teoría podamos vivir más allá de los 130 años, eso no implica que algún humano lo consiga pronto, aclaró el investigador.

Si bien el riesgo de muerte generalmente crece con la edad, el análisis de estos investigadores muestra que el riesgo finalmente se estanca en un momento y se mantiene en un 50/50 de posibilidades de vivir o fallecer.
Si bien el riesgo de muerte generalmente crece con la edad, el análisis de estos investigadores muestra que el riesgo finalmente se estanca en un momento y se mantiene en un 50/50 de posibilidades de vivir o fallecer. - Foto:

En el caso de Colombia, en 2021 la esperanza de vida para los colombianos es de 80 años para las mujeres y 73,7 años para los hombres en el total nacional. Esto representa un ligero aumento con respecto al mismo indicador en 2020, año en el cual era de la misma edad para las mujeres, pero de 73,6 años para los hombres. No obstante, en las próximas décadas esa proyección puede ampliarse a 82 años para las mujeres.

Son muchas historias que recorren el mundo sobre las personas más longevas del mundo y cómo es su día a día. Este año, por ejemplo, Lucille Randon, conocida en el sector religioso como la hermana André, y quien es la segunda mujer más anciana del mundo, superó el coronavirus, enfermedad que ha matado a cerca de 5 millones de personas en todo el mundo.

La francesa de 117 años de edad es la más longeva después de la japonesa Kane Tanaka, de 118 años. La hermana André dio positivo para coronavirus el 16 de enero en su hogar de ancianos en Toulon, según indican medios franceses. Sin embargo, Randon no presentó síntomas, lo que es extraño para una persona de su edad. “Ni siquiera me di cuenta de que lo tenía”, contó en ese momento la mujer.