vida moderna

Plantas para reducir dolores musculares: así se pueden usar

La valeriana tiene propiedades relajantes muy efectivas y, por eso, es uno de los remedios caseros para el dolor muscular.


La mitad del año siempre se ha caracterizado por largos días de trabajo. Y como no, si es la temporada en que se definen muchas cosas, como si se tratara de un ‘año nuevo’. Sin embargo, tras estas horas extra de trabajo, el cuerpo sufre varias consecuencias.

En concreto, si las personas pasan entre 8 a 10 horas diarias sentadas frente al computador o al volante, o en una mesa e incluso de pie tras un mostrador, esta falta de movimiento y el adoptar malas posturas acabará pasando factura y causando dolores articulares o musculares bastante fuertes.

Entre ellos el más común es la lumbalgia, que es el dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalda, cuyo origen tiene que ver con la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

“La lumbalgia se define como dolor muscular en la zona lumbar, que conlleva un aumento del tono y de la rigidez muscular”, explica al portal especializado en salud, CuídatePlus, José Casaña Granell, secretario general del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (Cgcfe) y director del Departamento de Fisioterapia de la Universidad de Valencia.

Según el National Institute for Occupational Safety and Health (Niosh), la aparición de este síntoma se da en acciones en las que se involucran movimientos de flexión o la combinación de flexión con torsión del tronco, así como los trabajos donde las acciones sean repetitivas, en entornos vibratorios y con sobrecargas continuas en posiciones estáticas.

Mala postura y caminar encorvado pueden generar el dolor de espalada. Foto: Gettyimages.
La lumbalgia se define como dolor muscular en la zona lumbar, que conlleva un aumento del tono y de la rigidez muscular. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages.

Por fortuna, existen algunas plantas medicinales que pueden ser una buena alternativa a los analgésicos y antiinflamatorios convencionales. Aquí algunos recomendados por el portal especializado en salud Cuerpo y Mente.

Viburno

  • El viburno tiene ácido salicílico y es un gran aliado frente al dolor en espalda, cervicales, y articulaciones de las manos.
  • Tienen un gran poder antireumático, desinflamatorio y analgésico.
  • Lo forma más común de usarlo es en decocción de la corteza, y en menor medida de las hojas.
  • Se recomienda tomar de 2 a 3 tazas al día. También se puede utilizar por vía tópica en extracto líquido. (Se puede combinar con valeriana y sauce).

Valeriana

  • La valeriana tiene propiedades relajantes muy efectivas y, por eso, es uno de los remedios caseros para el dolor muscular.
  • Tomar una infusión de valeriana permitirá no solo combatir el estrés y la tensión mental, sino que relajará todo tu cuerpo permitiendo que disminuya el dolor y el músculo vuelva a su estado natural.
  • Cabe recordar que la valeriana tiene efecto sedante, por lo que no es recomendable tomar la infusión durante el día sino durante la noche.

Árnica

  • El mejor analgésico es el árnica, que es también un antiinflamatorio más eficaz.
  • Se usa para calmar las mialgías, luxaciones e inflamación articular.
  • Relaja el músculo, desinflama, y activa la circulación.

Pimienta de cayena

  • Hervir ¼ de taza de vinagre y añadir pimienta de Cayena hasta formar una pasta.
  • Extender esta pasta sobre una venda, aplicar aceite de oliva sobre la piel del hombro y el brazo.
  • Colocar la cataplasma durante dos horas.
  • Al final enjuagar bien la pimienta que quede.

Romero para articulaciones

Salvia

  • Triturar tres puñados de hojas de salvia y ponlas a hervir en ¼ de litro de vinagre durante 5 minutos.
  • Moja un paño en la mezcla.
  • Colócalo sobre la torcedura lo más caliente que puedas tolerar, tres veces al día.