educación financiera

Polémica por madre que decide cobrarle arriendo y servicios a su hijo de 7 años

La madre le asigna al menor algunas actividades en el hogar por las cuales le paga un dólar para que al final del mes él mismo pague sus cuentas.


A través de la red social TikTok, una madre identificada con el usuario @craftdandcozy reveló a sus seguidores un particular método de crianza que ha desatado un debate sobre la explotación infantil y obligar a un niño de siete años a trabajar.

De acuerdo con la publicación de la mujer, desde hace dos meses decidió implementar un método de educación financiera para su hijo con el que, según dice, ha tenido importantes resultados.

Según explica, el menor tiene asignadas una serie de tareas en casa que debe completar diariamente; si lo hace, recibe un dólar al día que es depositado en su cuenta de ahorros.

@craftedandcozy

This has worked wonders in my household….hope it works for you! 💓 #parentsoftiktok #parentinghack #mamatiktok #fyp #mamatiktok #tiktokmom

♬ Aesthetic Girl - Yusei

“La lista de tareas que tiene son tender la cama, lavarse los dientes, mantener el baño limpio y poner la ropa sucia en el canasto”, explica la madre.

Al final del mes, los padres le pasan una especie de factura que incluye parte del arriendo, la luz para la habitación y el internet para la conexión del iPad del pequeño y a él le corresponde pagar su parte con el dinero que ha ganado cumpliendo la lista de tareas.

“La cuenta representa cinco dólares por renta, dos dólares por la electricidad y dos dólares por internet, en total son nueve dólares y el resto de su dinero queda en su cuenta de ahorros, lo puede usar o mantenerla ahí”, asegura la madre.

“Él tiene dos cuentas; una que la usa de ‘diversión’ y la otra de ‘responsabilidades’ así sabe cuánto dinero destinar tanto a sus actividades de ocio como a las obligaciones que tiene en casa, está en él tomar la decisión de cómo organiza su propio dinero”, explica la usuaria.

Según ella, a través de este método le está enseñando el valor del dinero y lo que implica ahorrar pero también tener presente que existen responsabilidades y que con el trabajo se gana el dinero para pagar por esas obligaciones.

Ante las críticas, la madre explicó que esencialmente sí paga las cuentas, pero sabe que no trabajará en años y que todo ese dinero que se le entregue lo tendrá en su cuenta de ahorros, no será de nadie más sino de él.

Además, confiesa que le hubiese gustado que desde pequeña también le hubiesen inculcado la cultura del ahorro y del buen uso del dinero.

Algunos internautas aplaudieron la metodología de la madre. “Honestamente voy a enseñar a mis hijos a hacer esto para que aprendan el valor de cada dólar que consiguen. Esa es una buena idea para que puedan aprender a moverse por ellos mismos”, dijo una usuaria en TikTok.

Sin embargo, también hubo la respuesta de otros usuarios que la acusaron de explotación infantil y de obligar al menor a trabajar.

“Los niños deberían ser niños. Pueden preocuparse por las facturas cuando sean mayores” y " voy a criar a mis hijos dejándolos ser niños. Más adelante les puedo enseñar cómo pagar sus cuentas, deben tener tiempo para disfrutar, no para pagar cuentas”, son otros comentarios que se han podido leer en la plataforma.

Lo cierto es que varios expertos coinciden en que es clave fomentar la cultura del ahorro en los niños.

Una de las estrategias más efectivas es motivar a los niños a partir de una meta y objetivo que les emocione, de acuerdo con la entidad: “Si lo que su hijo quiere es comprar un nuevo juguete, debe incentivarlo para que ahorre de su dinero para que lo pueda obtener; lo ideal es que estas metas sean a corto plazo. Cuando lo logre es importante premiar ese esfuerzo y constancia que tuvo”.

Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta De Catalunya, agrega: “Es bueno que desde pequeños los niños aprendan a ahorrar, un buen regalo es una alcancía”.

Pero esto no implica que deban guardar toda su mesada. La reparadora de crédito explica que es necesario que los niños y jóvenes aprendan a administrar su dinero. Así pues, pueden entregarle la mesada de todo el mes y que ellos hagan un correcto uso de esos recursos y guarden un porcentaje para alimentar su ahorro.

En esta línea, Ruiz-Dotras recomienda: “Cuando son algo más mayores, es bueno tener una cuenta de ahorro y que los jóvenes entiendan que detrás de este dinero hay un esfuerzo”; de esta forma, pueden ir entendiendo cómo funciona un instrumento financiero y acostumbrándose a ahorrar con otras herramientas, además de la alcancía.

Es fundamental que los chicos comprendan desde pequeños que hay gastos innecesarios (o también conocidos como gastos hormiga), los cuales pueden afectar su presupuesto para otras cosas que deseen o requieran de verdad. “Saber cuáles son las cosas que no necesitan evitará que ellos destinen mal su mesada, así no se dejarán llevar por promociones o descuentos a la hora de querer gastar una parte de lo que van teniendo”, explican los expertos de Resuelve tu Deuda.

Noticias relacionadas