vida moderna

¿Qué ejercicios de respiración son buenos para combatir el asma?

Es importante seguir las recomendaciones médicas para evitar mayores complicaciones en los pulmones.


El asma es una enfermedad crónica que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, dificultando la respiración. Es una afección muy común en los niños, pero todas las personas pueden padecerla.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el asma causa sibilancias, dificultad respiratoria, opresión en el pecho y tos. “Si usted tiene asma, tendrá la enfermedad todo el tiempo, pero sufrirá ataques solamente cuando algo afecte sus pulmones”, explica la entidad.

En algunos pacientes, el asma puede empeorar si no es tratada a tiempo. Mayo Clinic señala algunos de los síntomas que pueden indicar esto:

  • Signos y síntomas del asma que son más frecuentes y molestos.
  • Dificultad creciente para respirar, medida con un dispositivo utilizado para comprobar el funcionamiento de los pulmones (medidor de flujo espiratorio).
  • Necesidad de usar un inhalador de alivio rápido con mayor frecuencia.

La sintomatología también puede empeorar en situaciones específicas como:

  • Ejercicio, que puede empeorar con el aire y el frío.
  • Trabajo, la cual es provocada por desencadenantes en el espacio de trabajo, como químicos o polvo.
  • Alergia, es causada por sustancias en el aire, como el polen, moho, saliva, caspa de mascotas, etc.

Tratamiento

Diagnosticar el asma puede ser complicado en algunas ocasiones, especialmente en los niños menores de 5 años. Es importante realizar revisiones médicas sobre los pulmones y de alergias para conocer si se presenta esta afección.

Para el tratamiento de esta afección es vital seguir las instrucciones médicas para tomar los medicamentos. Igualmente es muy importante evitar los factores que pueden provocar un ataque asmático.

Las pastillas para el asma pueden variar en cada paciente. “Algunos medicamentos se pueden inhalar o aspirar y otros se pueden tomar en forma de pastillas. Los medicamentos para el asma son de dos tipos: los de alivio rápido y los de control a largo plazo”, detallan los CDC.

Actividad física

La actividad física es uno de los factores claves para la salud integral. La Organización Mundial de la Salud señala sus múltiples beneficios para el cuerpo humano:

  • La actividad física tiene importantes beneficios para la salud del corazón, el cuerpo y la mente.
  • La actividad física contribuye a la prevención y gestión de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes.
  • La actividad física reduce los síntomas de la depresión y la ansiedad.
  • La actividad física mejora las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio.
  • La actividad física asegura el crecimiento y el desarrollo saludable de los jóvenes.
  • La actividad física mejora el bienestar general.

Los mejores ejercicios para quienes padecen de asma son aquellos que requieren de esfuerzos breves. De acuerdo con el portal Healthline, “estos ejercicios no sobrecargan los pulmones, por lo que es menos probable que causen síntomas de asma”.

Debido a que cada cuerpo es diferente. Se recomienda consultar con un médico antes de elegir algún ejercicio. El sitio web destaca los beneficios de nadar, caminar, senderismo, ciclismo y deportes como béisbol, gimnasia, voleibol, golf y fútbol. Estos deportes son adecuados para quienes sufren de asma debido a que implican descansos intermitentes, los cuales son moderados para los pulmones.

Ejercicios de respiración

Además de la actividad física existen algunos ejercicios de respiración que contribuyen a sobrellevar los síntomas del asma, los cuales ayudan a abrir las vías respiratorias y disminuyendo el esfuerzo para respirar.

Healthline recomienda los siguientes ejercicios:

  • Respiración diafragmática.
  • Respiración nasal.
  • Respiración con los labios fruncidos.

Estos métodos son una alternativa complementaria para el tratamiento del asma. Cabe resaltar que no reemplazan el tratamiento médico. Por eso, es importante tomar las pastillas y seguir las recomendaciones brindadas por los expertos.