Tendencias
Getty Creativo
El colesterol elevado puede bloquear las arterias. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué es el colesterol genético y cómo bajarlo?

Un médico es quien brinda el tratamiento adecuado para la afección.

El colesterol genético es conocido con el término médico hipercolesterolemia familiar. Esta condición afecta la forma en la que el organismo procesa el colesterol. Quienes lo padecen se caracterizan por tener niveles elevados de esta sustancia en la sangre y tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedades cardíacas.

De acuerdo con los expertos de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “los cambios genéticos que causan la hipercolesterolemia familiar se heredan. La afección está presente desde el nacimiento, pero es posible que los síntomas no aparezcan hasta la edad adulta”.

En el caso de las personas que heredan la hipercolesterolemia de ambos padres tienen síntomas en la infancia, que si no se trata oportunamente, el paciente puede morir antes de los 20 años. Estas personas pueden padecer ataques cardíacos antes de los 50, en el caso de los hombres y antes de los 60 en las mujeres.

“Los adultos con hipercolesterolemia familiar suelen tener niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad superiores a 190 mg/dl (4,9 mmol/l) o más. Los niños que sufren este trastorno suelen tener niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad superiores a 160 mg/dl (4,1 mmol/l). En casos graves, los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad pueden superar los 500 mg/dl (13 mmol/l)”, detalla Mayo Clinic.

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre aconseja realizar el primer análisis de colesterol entre los 9 y 11 años. Esto es importante para que un doctor realice un diagnóstico oportuno. Asimismo, una prueba genética es clave para confirmar la hipercolesterolemia familiar y conocer si otros miembros de la familia pueden padecerla o están en riesgo.

Tipos de Colesterol

  • Colesterol total: cantidad total de colesterol en la sangre. Incluye ambos tipos: El colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL, por su sigla en inglés) y el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL, por su sigla en inglés.
  • Colesterol bueno (HDL): ayuda a eliminar el colesterol de las arterias.
  • No-HDL: este número es su colesterol total menos su colesterol bueno (HDL). Su colesterol no-HDL incluye el colesterol malo (LDL) y otros tipos de colesterol, como la lipoproteína de muy baja densidad (VLDL).
  • Triglicéridos: otro tipo de grasa en la sangre que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca (del corazón), especialmente en mujeres.

Los rangos normales de colesterol son:

Para las personas de 19 años o menores

  • Colesterol total: menos del 170 mg/dl.
  • No-HDL: menos de 120 mg/dl.
  • LDL: menos de 100 mg/dl.
  • HDL: más de 45 mg/dl.

Hombres de 20 años o mayores:

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dl.
  • No-HDL: menos de 130 mg/dl.
  • LDL: menos del 100 mg/dl.
  • HDL: 40 mg/dl o mayor.

Mujeres de 20 años o mayores:

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dl.
  • No-HDL: menos de 130 mg/dl.
  • LDL: menos del 100 mg/dl.
  • HDL: 50 mg/dl o mayor.

Enfermedades

Por lo general, las mujeres suelen tener niveles de colesterol bueno más elevados que los hombres. No obstante, existen algunos factores que pueden incrementar el colesterol malo significativamente. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) los explican:

  • Pastillas anticonceptivas: algunas píldoras pueden tener efectos, no muy fuertes, sobre los niveles de colesterol.
  • Menopausia: cuando las mujeres tienen su última menstruación, la menopausia reduce los niveles de las hormonas femeninas, que funcionan como una protección contra el colesterol alto en la sangre. Por esto, los niveles de colesterol total y colesterol malo aumentan al entrar en esta etapa.
  • Embarazo: suele incrementar los niveles de colesterol total, pero no ponen en peligro la vida de la mujer ni del feto. Luego del embarazo, los niveles se regulan de nuevo.

Dentro de los factores de riesgo para tener colesterol alto (no por hipercolesterolemia familiar) están una mala alimentación, sedentarismo y la obesidad. Asimismo, también existen algunas afecciones médicas que pueden provocar el incremento de estos niveles. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la investigación y la educación, las menciona:

  • Enfermedad renal crónica
  • Diabetes
  • VIH o SIDA
  • Hipotiroidismo
  • Lupus

Algunos medicamentos relacionados con:

  • Acné
  • Cáncer
  • Presión arterial alta
  • VIH o SIDA
  • Ritmos cardíacos irregulares
  • Trasplantes de órganos