vida moderna

¿Qué hierbas y plantas sirven para evitar la hipertensión?

El muérdago y la lavanda son algunas de las recomendadas.


La hipertensión o presión arterial alta es uno de las enfermedades con más riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. La Organización Panamericana de la Salud indica que, anualmente, más de un millón de muertes se derivan de las enfermedades cardiovasculares.

Esta enfermedad suele ser más común en los adultos mayores y se da cuando la fuerza que ejerce la sangre contra la pared de las arterias es muy alta.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explica que “cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial”.

En cuanto a las causas, la misma entidad explica que no existe una identificable, sobre todo cuando se adquiere la afección con el pasar de los años. Sin embargo, en algunas personas es posible detectar la hipertensión como una especie de síntoma de:

  • Enfermedades renales.
  • Problemas con la tiroides.
  • Defectos congénitos de nacimiento en los vasos sanguíneos.
  • El uso de drogas ilícitas.

La hipertensión pude ser prevenida o alargar su aparición a través algunos hábitos saludables, entre los que se destacan la disminución del consumo de sal, una dieta rica en frutas y verduras, el ejercicio físico y el mantenimiento de un peso corporal saludable.

Además, es posible complementar los cuidados mencionados con hierbas o plantas que se pueden infusionar para promover una salud óptima y alejarse de la hipertensión. El portal especializado Mejor con Salud listó algunas de estas:

  • Lavanda: una infusión con esta hierba suele ser aconsejada para aquellas personas que sufren de hipertensión o problemas de digestión. Estos beneficios se dan gracias a sus beneficios antioxidantes, los cuales, combaten los radicales libres del cuerpo.
  • Olivo: una infusión con hojas de olivo ayuda a regular la presión arterial, gracias a que causa distensión en los vasos sanguíneos. Por ello, esta planta se puede emplear en casos de hipertensión, arritmias y otros problemas circulatorios.
  • Muérdago: esta planta tiene efectos diuréticos en el organismo, contribuye a mejorar la salud del corazón y disminuye el colesterol “malo” en la sangre.
  • Hojas de mango: estas hojas son ideales para las infecciones urinarias gracias a que son ricas en ácido gálico, lo que también puede ayudar a bajar la tensión en las arterias.

Ninguna de las plantas mencionadas remplaza el tratamiento médico. Estas, solo son un complemento de lo recetado por el médico.

Cabe resaltar que el peligro de la hipertensión arterial es que es considerada un mal silencioso, razón por la cual muchas personas ignoran que la padecen. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad no siempre presenta signos de alerta y la mejor forma de identificar si hay un cambio significativo en los niveles de presión arterial es midiéndola constantemente.

A pesar de lo anterior, la sintomatología más frecuente asociada a esta afección incluye dolores de cabeza en las mañanas, hemorragias nasales, irregularidad en el ritmo cardíaco, alteraciones de la visión, entre otros.

En casos más graves, puede generar náuseas, vómito, cansancio, confusión, dolor en el tórax, ansiedad y temblores musculares, según enlista la OMS en su portal web.

El medio Salud180 asegura que la hipertensión afecta a más del 30 % de la población mundial: “Seis de cada diez mujeres padecen de esta enfermedad y no superan los 54 años de edad; de acuerdo con especialistas médicos, esto representa una alerta para la salud pública”.