Tendencias
Infusión de jengibre
El agua de jengibre ofrece diversos beneficios saludables al organismo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Qué pasa en el cuerpo si se consume agua de jengibre en ayunas?

El gingerol, principal componente químico de esta raíz, ofrece efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

El jengibre es considerado una de las especias más saludables, gracias a su riqueza en nutrientes y componentes bioactivos que resultan beneficiosos tanto para el cuerpo, como para la mente.

El portal Nutrición y Farmacia, de España, señala que este es un producto que se ha usado con éxito para tratar problemas gripales y digestivos. Sin embargo, no son sus únicos beneficios, pues el gingerol, principal componente químico de esta raíz, ofrece efectos antiinflamatorios y antioxidantes, según han demostrado diversas investigaciones.

“Una revisión de estudios científicos publicada en la revista Nutrients, concluye que el jengibre se ha probado eficaz en la mayoría de los estudios, incluidos los que examinaron el alivio de las náuseas y los vómitos durante el embarazo, la función digestiva, la mejora en el nivel de expresión de marcadores de riesgo de cáncer colorrectal y efectos antiinflamatorios”, precisa una publicación del portal Cuerpo Mente.

Si bien es un alimento que se agrega a diferentes preparaciones gastronómicas, una de las formas más prácticas de consumirlo para aprovechar sus bondades es en agua, bebida que puede consumirse en ayunas.

El portal de salud Healthline indica que esta bebida ofrece propiedades antiinflamatorias que ayudarían a prevenir este tipo de procesos en el cuerpo. Este sitio web asegura que la evidencia muestra que el jengibre podría reducir las reacciones alérgicas, en las que la inflamación juega un papel importante.

Aliado del estómago

De otra parte, el portal Mejor con Salud cita un estudio publicado en Nutrition Today, en el que se concluye que una infusión de jengibre, resultaría favorable para la salud estomacal debido a que esta bebida actúa como un tónico y alivia molestias como las náuseas.

El consumo de jengibre también estimula los movimientos intestinales, la absorción de nutrientes y, al mismo tiempo, elimina todas aquellas toxinas que no son necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo, precisa un artículo del portal Alimente, del diario El Confidencial, de España.

Tomar habitualmente jengibre ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal y a evitar la aparición de problemas responsables de hinchazones abdominales.

De igual forma, cuando se combina con una dieta saludable y ejercicio, el agua de jengibre ayuda a promover la pérdida de peso. “Un estudio mostró que el jengibre suprimió la obesidad en ratas con dietas altas en grasas. Y otro encontró que los hombres que bebían una bebida de jengibre caliente después de comer se sentían más llenos por más tiempo”, indica Healthline.

Regular el azúcar y el colesterol

La evidencia científica indica que el consumo regular de jengibre podría ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y, de esta manera, contribuir con el tratamiento para la diabetes definido por el médico y lo propio ocurre con el colesterol, pues se ha demostrado que baja los marcadores de enfermedades cardíacas como la actividad de la arginasa, el colesterol LDL, conocido como “malo” y los triglicéridos, de acuerdo con estudios realizados en ratones.

Al igual que otras bebidas como el té, el agua de jengibre es buena para calmar la sensación de apetito y provocar un efecto saciante en el estómago. Adicionalmente, tiene propiedades diuréticas que facilitan la eliminación de líquidos y de toxinas del organismo.

Por último, el agua de jengibre aporta al organismo beneficios antioxidantes, por lo que aporta en la prevención de enfermedades cardíacas, neurodegenerativas, como Parkinson, Alzheimer y Huntington; cáncer y retrasar los síntomas de envejecimiento.

Los antioxidantes combaten las especies reactivas del oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés), que causan estrés oxidativo y dañan las células.

Según los expertos, el cuerpo produce ROS de forma natural, pero algunas opciones de estilo de vida, como beber grandes cantidades de alcohol, fumar o experimentar estrés crónico, hacen que el organismo produzca demasiadas. “El consumo de alimentos y bebidas con antioxidantes, como el agua de jengibre, puede ayudar a prevenir y combatir los efectos secundarios negativos de las ROS”, concluye Healthline.