Canas
Algunos remedios caseros ayudan a ocultar la aparición de canas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Quina y romero para prevenir las canas: así se prepara este remedio natural

Las canas son uno de los principales efectos del envejecimiento.

El paso de los años no viene solo y, como consecuencia del envejecimiento natural, el cuerpo evidencia cambios tanto en su funcionamiento como en la parte estética. Puntualmente, las canas y las arrugas son los detalles de apariencia más frecuentes.

En ese sentido, si bien hay personas que lucen con orgullo sus canas y arrugas como señal de experiencia, también figuran aquellos que batallan contra el paso de los años. Por esta razón, constantemente buscan tratamientos que les permitan mantener una imagen juvenil.

De acuerdo con información de la enciclopedia médica MedlinePlus, tanto el cabello como las uñas se van debilitando con el envejecimiento. Los folículos pilosos son los que se encargan de producir el pigmento del cabello –conocido como melanina–, pero con el tiempo estos dejan de producirla, dando paso a la aparición de canas.

Por lo general, las canas comienzan a aparecer a partir de los 30 años. Sin embargo, este escenario varía en función de la genética de cada persona y su estilo de vida. “El encanecimiento está determinado en gran parte por los genes. Las canas tienden a aparecer de manera más temprana en personas de raza blanca y de manera más tardía en las razas asiáticas. Los suplementos nutricionales, las vitaminas y otros productos no detienen ni disminuyen la velocidad de dicho proceso de encanecimiento”, explica MedlinePlus.

Además de las canas, el envejecimiento también viene acompañado de la pérdida de cabello. De igual manera, la velocidad con la que crece disminuye.

¿Cómo prevenir las canas naturalmente?

La opción clásica para esconder las canas es tinturar el cabello, aunque se trata de una solución temporal. Por esta razón, tradicionalmente se han implementado numerosos tratamientos caseros para prevenir la aparición de las canas y, en caso de que ya estén presentes, eliminarlas.

No obstante, vale mencionar que este tipo de remedios caseros no cuentan con respaldo científico, por lo que su efectividad no está garantizada en un 100 %. De igual manera, es recomendable acudir a un profesional de la salud antes de implementar cualquier tratamiento de esta naturaleza.

Según reseña el portal especializado Mejor con Salud, una opción natural para prevenir las canas se basa en el uso de la quina y el romero. Estos ingredientes pueden aprovecharse desde los 28 o 30 años de edad para prevenir la pérdida de melanina, es decir, el pigmento del cabello

La quina es una especie de árbol originario de América del Sur y se encuentra en la Amazonia peruana. Tradicionalmente, ha sido incorporado a la medicina natural debido a sus numerosas cualidades. Por ejemplo, a la corteza del árbol de la quina se le atribuyen propiedades antipalúdicas y analgésicas, así como un efecto positivo para disminuir la fiebre.

El romero, por su parte, es una planta bastante común en la cocina, así como en remedios de medicina naturista. Entre su composición destaca el borneol, pineno, alcanfor, canfeno y cineol, ácido rosmarínico, rosmaricina, ácido ursólico, principios amargos, flavonoides y taninos que, en su conjunto, le brindan un “alto potencial curativo”, según detalla el portal Cuerpomente.

La planta aromática que ayuda a mejorar la circulación.
El romero es una planta aromática con múltiples usos en la medicina tradicional. - Foto: Getty Images

Ingredientes:

  • Tres cucharadas de hojas de quina (30 g).
  • Tres cucharadas de romero (30 g).
  • Dos tazas de agua (500 ml).

Instrucciones:

  • Hervir el agua. Una vez alcance su punto de ebullición, agregar la quina.
  • Bajar la temperatura del fuego y dejar que hierva durante 10 minutos.
  • Incorporar el romero.
  • Retirar del fuego y dejar reposar durante 20 minutos.
  • Cuando la preparación esté fría, colar y llevarla un recipiente adecuado.

Modo de uso:

  • Enjuagar el cabello y lavar con champú.
  • Rociar el cabello con el tratamiento de quina y romero.
  • Usarlo tres veces a la semana.