salud

Remedios naturales con avena para bajar los niveles de colesterol

Este cereal contiene fibra soluble, ideal para reducir la cantidad de colesterol malo que se almacena en las arterias.


El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en la sangre. El cuerpo necesita de ésta para formar células sanas; sin embargo, tener los niveles de colesterol altos puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Con el colesterol alto, es posible que se formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos, los cuales pueden ir creciendo dificultando la libre movilización de la sangre a través de las arterias. Estos depósitos pueden romperse y formar un coágulo que tiene la posibilidad de generar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, según indica el Instituto Mayo Clinic.

Si bien el colesterol puede ser hereditario, también puede darse como resultado de un estilo de vida poco saludable. Llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio con regularidad y, en algunas ocasiones, tomar medicamentos ayudan a reducir el colesterol alto.

La sangre conduce el colesterol desde el intestino o el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas, de las cuales existen dos tipos.

De baja densidad (LDL), que se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células del organismo y de alta densidad (HDL), que recogen el colesterol no utilizado y lo devuelven al hígado para su almacenamiento o excreción a través de la bilis.

Según esta interacción se puede hablar de dos tipos de colesterol. El malo, que al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas, o el bueno, que transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido.

Existen diferentes remedios naturales que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol malo y la avena es protagonista en este propósito.

Según Mayo Clinic, este cereal contiene fibra soluble, que reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), conocido como “malo”. Esta fibra puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. Consumir de cinco a diez gramos o más de fibra soluble al día disminuyen esta sustancia.

Una porción de un cereal de desayuno con avena o salvado de avena proporciona de tres a cuatro gramos de fibra y si a esto se le agrega fruta se pueden obtener los resultados deseados. Estas son algunas de las preparaciones con este cereal que pueden ayudar a bajar los niveles de colesterol.

Agua de avena: para prepararla se requiere de una taza de avena (150 gramos), dos litros de agua y un poco de canela. Se licúan los tres ingredientes y cuando estén perfectamente mezclados se vierte la preparación en una jarra y se deja enfriar por media hora. La recomendación es consumir esta bebida a lo largo del día durante una semana, de acuerdo con información del portal Salud180.com.

Leche de avena
El agua de avena es recomendada para ayudar a controlar el colesterol. - Foto: Getty Images

Avena con manzana verde y canela: Se requiere de 100 gramos de avena, una manzana verde, un vaso de agua y un poco de canela en polvo. Para prepararla, se corta la manzana en trocitos pequeños, sin pelar ya que es precisamente en la piel donde están buena parte de sus beneficios.

Se pone a hervir la avena durante 10 minutos y luego se agrega la manzana y se deja cocinar unos 20 minutos. Cuando la fruta está blanda, se apaga el fuego. Se licúa y queda listo para beber. Se puede agregar un poquito de canela, según información del portal Mejor con Salud.

Avena con pera: Se necesita una pera, 100 gramos de avena, un vaso de agua y 20 gramos de miel. Se pone a cocinar la avena, se añade la miel para darle un poco de sabor más dulce, luego se sirve en un plato, se agrega la pera cortada en trozos pequeños y queda lista para consumir.

Avena con ciruelas: Al igual que en las preparaciones anteriores se requiere de 100 gramos de avena y en esta oportunidad dos ciruelas, tres nueces y un vaso de agua. Se pone a hervir la avena en el vaso de agua, se pelan las ciruelas y se les quita la pepa y se añaden a la avena en un plato, junto con las nueces.