sabor amargo boca
La disgeusia puede provocar un sabor amargo, metálico, rancio, fétido, o salado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Sabor amargo en la boca: ¿qué enfermedades lo produce?

Se recomienda consultar con un médico general o un gastroenterólogo para identificar la causar real de esta condición de salud.

Uno de los sentidos más complejos es el gusto, pues se puede ver afectado por distintos factores como la mala higiene, algunas condiciones y enfermedades. Sin embargo, un sabor amargo o mal sabor de boca también puede ser una reacción normal cuando se consumen alimentos picantes o agrios.

Cuando el organismo presenta esta alteración en el sabor, médicamente se conoce como disgeusia. Principalmente, las personas con este problema pueden experimentar un sabor constante amargo, metálico, rancio o fétido, o salado. Como tal, el sabor puede ser tractor e incluso puede hacer que se dificulte sentir el sabor de otras cosas cuando se come y se bebe.

De acuerdo con Medical News Today, las causas del sabor amargo en la boca no suelen ser graves, pero deben tener presentes para así poder tratar el problema a tiempo. Por esta razón, el portal mencionado explica cuáles son las principales:

  • Boca seca: Esto también se conoce como xerostomía y ocurre cuando la boca no produce suficiente saliva. De este modo, la saliva ayuda a reducir las bacterias en la boca, pero si su producción disminuye, las bacterias sobreviven en la boca y alteran su condición saludable.
  • Problemas dentales: Específicamente, la mala higiene dental es uno de los principales causantes del mal sabor de boca y podría causar el aumento de caries, infecciones y enfermedades en las encías. Este problema se puede controlar con la implementación de una buena higiene dental, cepillándose tres veces al día y utilizando hilo dental con regularidad. También se aconseja utilizar enjuague bucal antibacteriano para reforzar la higiene.
  • Embarazo: Durante el primer trimestre de embarazo, las mujeres pueden experimenta un sabor amargo o metálico en la boca. Esto se da porque las hormonas del cuerpo facilitan durante esa etapa, pero generalmente desaparece más adelante en el embarazo o después de dar a luz.
  • Síndrome de boca ardiente: Normalmente, esta afección una sensación de ardor en la boca y algunas personas también pueden experimentar un sabor amargo o rancio en la boca. Los síntomas de este síndrome pueden aparecer de forma esporádica, pero a su vez pueden ser crónicos y durar mucho tiempo.
  • Menopausia: En esta etapa, las mujeres pueden experimentar un sabor amargo en la boca y podría deberse a los niveles bajos de estrógeno en el cuerpo, que su vez puede provoca una sensación de resequedad en la boca.
  • Reflujo gástrico: Esta afección puede generar un sabor amargo fuerte y ocurre cunado el músculo o esfínter en la parte superior del estómago se debilita y permite que el ácido o la bilis suban hacia el esófago.
  • Candidiasis oral: Esta infección micótica en la boca frecuentemente causa manchas blancas o manchas en la lengua, la boca o la garganta. Adicional a ello, se presenta un sabor amargo y desagradable que puede persistir hasta que se dé un tratamiento a la infección.
  • Estrés y ansiedad: Los altos niveles de estrés y ansiedad estimulan la respuesta de estrés del cuerpo y esto puede genera una sensación de resequedad en la boca, que con el paso del tiempo puede provocar un sabor amargo.
  • Lesiones nerviosas: Las pupilas gustativas están directamente conectadas a los nervios del cerebro y las lesiones nerviosas pueden causar un cambio en la forma en que una persona experimenta los sabores.