Tendencias
Cerebro - inteligencia
Sedentarismo: así puede afectar a la memoria y el cerebro. Getty Images. - Foto: Getty Images

salud

Sedentarismo: así puede afectar a la memoria y el cerebro

La falta de actividad física es un factor que perjudica la salud

El cuidado del cuerpo humano debe ser una de las prioridades de cada persona. Tener una dieta balanceada, dormir al menos ocho horas diarias y comer en las horas establecidas son algunos de los cuidados importantes para mantener una vida saludable. Asimismo, la actividad física es un elemento que contribuye al bienestar de las personas. Realizar deporte contribuye a mejorar la calidad de vida y, en especial, a evitar enfermedades.

Getty Images
Aumento de peso por sedentarismo - Foto: Getty Images

La actividad física regular tiene varios beneficios. Mayo Clinic menciona que hacer ejercicio puede levantar el estado de ánimo, controlar el peso, promover un mejor sueño, mejorar la vida sexual y combatir enfermedades. El ejercicio regular disminuye el riesgo de caídas, presión arterial alta, accidente cerebrovascular, ansiedad, depresión, artritis, entre otros. Esos, son algunos de los beneficios de hacer actividad física para la salud mental y física del ser humano.

El sedentarios es un estilo de vida que se caracteriza por la baja o ausencia de realización de actividad física. Las personas sedentarias son aquellas que en su cotidianidad hay un mínimo esfuerzo físico, el cual se realiza solo cuando es obligatorio. Por ejemplo, caminar hacia alguna área de la oficina donde se trabaja, transitar en la calle para tomar el transporte público o dar algunos pasos en la propia casa.

En la actualidad, los modos de vivir de las personas se caracterizan por ser sedentarios. El uso del carro y de la moto aumenta cada vez más; por eso, la actividad física que se realiza en la rutina diaria de las personas es mínima. Con el mundo digital, las transformaciones y la pandemia causada por el covid-19, el teletrabajo se convirtió en un factor común en la vida del ser humano, por lo que, incluso la actividad física que se realizaba para tomar el transporte público y caminar hacia el trabajo u otro lugar, disminuyó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1.400 millones de adultos, es decir, más de una cuarta parte de la población del mundo ni siquiera alcanza un nivel suficiente de actividad física. Las cifras muestran que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 4 hombres no realiza el ejercicio mínimo necesario para mantener un buen estado de salud. Lo grave de estas cifras sobre inactividad física es que no han mejorado desde el 2001.

El sedentarismo afecta el estado de la salud mental y física del ser humano. Además de aumentar el riesgo de caídas, aumento de peso y enfermedades físicas, también causa complicaciones en el cerebro. Este órgano es el encargado de centralizar la actividad del sistema nervioso. El cerebro controla cómo piensa, cómo habla, cómo se mueve, cómo siente, cómo aprende y cómo recuerda el ser humano.

Una investigación de 2014 de la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal de Wayne halló cambios concretos y significativos en el cerebro, producidos por el sedentarismo. En esta investigación se encontraron cambios en la estructura del cerebro de las ratas analizadas. Además de que se encontró que la inactividad física induce al sistema nervioso simpático a no trabajar de forma exitosa en su trabajo como regulador de la vasoconstricción periférica, lo cual puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

Otra de las partes del cuerpo afectadas por el sedentarismo es la memoria. Según estudios científicos, la inactividad física debilita la memoria, al igual que disminuye la capacidad de las personas para aprender. Asimismo, la falta de ejercicio aumenta el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas.