ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/28/2019 5:30:00 AM

El derecho a ser "histérica" que reivindica Serena Williams en el nuevo comercial de Nike

En un emotivo video, la estrella del tenis mundial narra cómo las mujeres han sido tratadas de "locas", "desquiciadas" o "lloronas" en diferentes momentos de la historia por romper el molde o mostrar sus emociones. "Que nos llamen locas, pero vamos a enseñarles lo que podemos hacer", dice. En cuatro días el anuncio ya está cerca de 7 millones de reproducciones.

Serena Williams y Nike: el comercial que reivindica a las mujeres locas El comercial "Dream Crazier" fue lanzado en la ceremonia de los Óscar 2019.

Serena Williams se ha convertido en una de las caras más visibles de las mujeres en el deporte. No sólo por su habilidades en el tenis, que la han hecho merecedora de más de 23 títulos individuales en el Grand Slam, sino porque más de una vez ha dejado clara su lucha por lograr que mujeres y hombres sean tratados igual. En ese carrera, incluso, su fuerte carácter ha quedado en evidencia. 

En un nuevo comercial Williams invita a las mujeres a sentirse orgullosas de su "locura"

No hace mucho protagonizó uno de los debates más calientes de discriminación de género en el deporte de los últimos tiempos. Durante la final de US Open 2018 acusó al jurado de sancionarla injustamente por una rabieta. "Eres un mentiroso y un ladrón. Es porque soy una mujer y lo sabes. Si fuera un hombre no me harías eso", le gritó la estrella mundial mientras destrozaba una raqueta presa de la ira. 

Lea también: La costosa rabieta de Serena Williams  

Tras la tensionante disputa, que eclipsó la victoria de su oponente Naomi Osaka, muchas deportistas y la WTA (organismo que rige el circuito femenino) apoyaron su teoría sexista. Pero otros aseguraron que Williams no podía justificar su falta de profesionalismo con el machismo. "El feminismo no es un escudo en el que parar todos los golpes que nos da la vida, exige responsabilidad y un buen uso", escribió en su momento María Ángeles Cabré, directora del Observatorio Cultural de Género, en una columna para El País. 

 

Aunque la noticia ya había quedado en el olvido, el domingo pasado Williams revivió la polémica. Durante una breve aparición en los premios Óscar, lanzó poderoso mensaje. Se trata del comercial Dream Crazier, un video de minuto y medio en el que basta su voz en off y una yuxtaposición de imágenes reales, para reivindicar el trabajo que han tenido que hacer las mujeres para ganarse un lugar importante en el mundo de los deportes.

Williams inicia el video hablando de las barreras y los estereotipos, para terminar invitando a las mujeres a sentirse orgullosas de su lado más emotivo y diferencial

En este, la estadounidense repasa de manera emotiva los momentos en que las mujeres han sido llamadas "locas", "histéricas" o "lloronas", por atreverse a romper las normas o reaccionar de manera similar a lo que haría cualquier hombre en situaciones iguales. Uno de los ejemplos es el de la gimnasta estadounidense Simone Biles, que en varias ocasiones ha sido criticada por no sonreír o tener una apariencia más musculosa de lo normal. 

En contexto: “Mi sueño era ser la mejor tenista del mundo, no la mejor mujer tenista del mundo”: Serena Williams 

Williams inicia el video hablando de las barreras y los estereotipos y para terminar invita a las mujeres a sentirse orgullosas de su lado más emotivo y diferencial. "Si queremos jugar contra hombres estamos locas. Si soñamos con oportunidades equitativas, deliramos. Si nos ponemos en pie para defender algo, desquiciadas. Si somos demasiado buenas, algo anda mal con nosotras. Y si nos enojamos, somos histéricas, irracionales o simplemente locas", dice.

"Una mujer corriendo una maratón:loca. Una mujer boxeando: loca, una mujer haciendo un clavado en baloncesto: loca. Una mujer compitiendo en hijab: loca", agrega. Y aquí aparecen diferentes deportistas que han sabido superar las barreras en el deporte. Entre ellas Katherine Switzer, la primera mujer en correr la maratón de BostonBecky Hammon, la primera entrenadora de un equipo de la NBA.

Otro de los logros que lideró hace fue lograr que la WTA anunciara un nuevo código de vestimentas para las tenistas este 2019

Acto seguido la tenista narra su propia historia: "Ganar 23 Grand Slams, tener un bebé y luego volver por más: loca, loca y loca". Y ahí llega el mensaje contundente: "Pero si quieren llamarnos locas, está bien, mostrémosles lo que las locas pueden hacer". El video causó tanta conmoción que a tan sólo cuatro días de haberse publicado ya suma casi 7 millones de reproducciones. Una cifra que demuestra que Williams se ha convertido en todo un referente femenino de la época. 

Le podría interesar: La razón por la que Serena Williams lleva un ‘traje de pantera‘ en Roland Garros

Otro de los logros que lideró recientemente fue lograr que la WTA anunciara un nuevo código de vestimentas para las tenistas en 2019. Tras ser sancionada en 2018 por lucir un Catsuit durante el torneo de Roland Garros por su reciente maternidad, quedó en evidencia la poca evolución que tenía el deporte con respecto al género y la modernidad.

La polémica se agrandó mucho más cuando un juez multó por "exhibicionismo" meses después a la tenista francesa Alize Cornet en el Abierto de Estados Unidos por cambiarse de lado una camisa que tenía al revés frente al público. Con la nueva norma las mujeres ya no están obligadas a lucir solo minifaldas, sino podrán "ser y usar lo que quieran. Con lo que se sientan cómodas compitiendo", explicó Steve Simon, CEO de la WTA. 

EDICIÓN 0

PORTADA

Convivir con el virus: lo que les espera a los colombianos

La única manera de lidiar con la covid-19 será la disciplina social y echar mano de mecanismos de autoprotección. Así serán los encuentros familiares, el trabajo, la ida al cine y las demás actividades de la cotidianidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1992

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall