Tendencias
Las infusiones ayudan a saciar el hambre, para evitar un excesivo consumo de alimentos. Foto: Gettyimages.
Las infusiones de plantas medicinales ayudan a saciar el hambre, para evitar la ingesta excesiva de alimentos. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Té de ruda en las noches: beneficios y precauciones

Esta planta medicinal es recomendada para personas con insuficiencia hepática.

De acuerdo con un estudio publicado en Estados Unidos por The National Institute of Health, la medicina alternativa podría ser igual o más efectiva que la tradicional, pero es muy importante que ambas se lleven de la mano de la guía de un especialista.

La ruda es una planta medicinal que tiene un olor muy característico, fuerte y penetrante, por esta razón para muchas personas no es agradable consumirla.

En algunas culturas es usada con fines culinarios y también para tratar temas de salud.

Es una especie originaria de la zona del Mediterráneo hasta el suroeste de Asia que se caracteriza por poseer aceites esenciales, flavonoides, alcaloides, taninos y rutina, entre otros fitoquímicos.

Esta planta brinda propiedades antiinflamatorias, bactericidas, anitespasmódicas, astringentes, analgésicas, antiepilépticas, emenagogas, relajantes, carminativas, entre otras, por lo que se considera idónea para diversos remedios naturales.

Las partes de la ruda que se usan de manera medicinal suelen ser específicas, aunque muchas personas suelen usarla completa; sin embargo, según los autores del estudio de la Universidad de San Carlos de Guatemala, el aceite esencial que hace que la planta de ruda sea efectiva se encuentra en las hojas, motivo por el cual estas son la parte más importante para su uso.

¿Cómo preparar el té de ruda?

Ingredientes

  • Una cucharadita de ruda seca.
  • Una taza de agua.

Preparación:

  • Añadir la taza de agua a una cazuela y llevar a fuego medio.
  • Cuando el agua comience a hervir agregar la cucharada de ruda seca y dejar al fuego durante tres minutos, trascurrido este tiempo retirar y tapar durante cinco minutos para que repose.

Se recomienda tomar esta bebida en las noches, sin exceder su consumo.

¿Quién no debe consumir ruda?

Los especialista recomiendan que las mujeres embarazadas deben evitar consumir esta planta, pues podría provocar un aborto espontáneo o alteraciones en el bebé.

Tampoco es recomendable consumirla si se desea impedir el embarazo, ya que el resultado puede poner en peligro también la vida de la madre. De igual manera, no se recomienda en personas con insuficiencia renal y en menores de edad, así como en pacientes con enfermedades hepáticas.

Tampoco se sugiere consumir en exceso, puede ser altamente tóxico. No se recomienda consumir diario ni con frecuencia, únicamente en caso de malestar.

Cabe recordar que antes de consumir cualquier remedio natural o casero se debe consultar a un especialista.

Té de valeriana

La valeriana es una planta que pertenece a la familia de la valerianaceae, es una planta cuya raíz contiene aceites esenciales con efectos sedantes y relajantes, que ayudan a reducir el nerviosismo y la agitación, además de ayudar a conciliar el sueño y lograr que este sea más reparador, de acuerdo con el portal Elsevier.

Sobre la planta se han hecho diversos estudios, no obstante, no todas las investigaciones arrojan su efectividad para la salud. Además, existen peligros al consumirla, según relata el portal experto Mayo Clinic.

Por otro lado, es preciso tener en cuenta que tradicionalmente se ha empleado en casos de ansiedad, excitabilidad, insomnio y como antiespasmódico. También para tratar afecciones como dolor de cabeza, cólicos intestinales, dolores reumáticos, dismenorreas y también inflamación por acné.

De acuerdo con el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Estados Unidos, la valeriana es usualmente usada como remedio de corto plazo en los adultos. Esto porque no se conocen los efectos secundarios que su consumo habitual pueda generar. Por esto no es recomendable, en particular para mujeres en estado de embarazo o que estén en lactancia, ni para menores de 3 años. También deben abstenerse de consumirla pacientes con enfermedad hepática.