Infusiones de eucalipto, canela y manzanilla ayudan a bajar los niveles de glucosa. Foto: Getty images.
La infusión de valeriana ayuda a controlar dolores estomacales. Foto: Getty images. - Foto: Gettyimages

vida moderna

Té de raíz de valeriana: para qué sirve y cómo consumirla correctamente

No se recomienda el consumo de valeriana en mujeres en estado de embarazo.

La valeriana es una planta que pertenece a la familia de la valerianaceae, es una planta cuya raíz contiene aceites esenciales con efectos sedantes y relajantes, que ayudan a reducir el nerviosismo y la agitación, además de ayudar a conciliar el sueño y lograr que este sea más reparador, de acuerdo con el portal Elsevier.

Sobre la planta se han hecho diversos estudios, no obstante, no todas las investigaciones arrojan su efectividad para la salud. Además, existen peligros al consumirla, según relata el portal experto Mayo Clinic.

Por otro lado, es preciso tener en cuenta que tradicionalmente se ha empleado en casos de ansiedad, excitabilidad, insomnio y como antiespasmódico. También para tratar afecciones como dolor de cabeza, cólicos intestinales, dolores reumáticos, dismenorreas y también inflamación por acné.

De acuerdo con el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Estados Unidos, la valeriana es usualmente usada como remedio de corto plazo en los adultos. Esto porque no se conocen los efectos secundarios que su consumo habitual pueda generar. Por esto no es recomendable, en particular para mujeres en estado de embarazo o que estén en lactancia, ni para menores de 3 años. También deben abstenerse de consumirla pacientes con enfermedad hepática.

Entre algunos efectos secundarios se destaca que puede provocar dolor de cabeza, mareos, problemas estomacales o insomnio. “Quizás no sea seguro tomar valeriana si estás embarazada o amamantando. Además, no se la evaluó con el fin de determinar si es segura para niños menores de 3 años. Si tienes una enfermedad hepática, no tomes valeriana”, apunta Mayo Clinic.

Para preparar esta infusión y consumirla como calmante natural se necesita:

  • 1 cucharada de raíz de valeriana
  • 1 taza de agua

Preparación

  • Calentar el agua hasta que hierva.
  • Retirar del fuego y echar la valeriana.
  • Dejar reposar 10 minutos.
  • Colar y beber
El té de hibisco contiene minerales como el calcio, hierro, magnesio y fósforo. Foto: GettyImages.
La valeriana es una planta que tiene efectos positivos para los nervios, pues ayuda a relajar a las personas. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Dosis recomendadas de valeriana para dormir

A pesar de que las investigaciones no son claras con respecto al consumo de esta bebida, existe un número de dosis que son saludables para las personas. En el portal Mejor con Salud, señalan que se pueden ingerir como máximo 3 tazas al día.

* Infusión de valeriana: la dosis recomendada son 3 tazas al día como máximo.

* Polvo de raíz de valeriana: se recomienda hasta 6 gramos al día.

* Baños de valeriana: es recomendable estar dentro del agua durante 10 minutos.

* Cápsulas de valeriana: generalmente son 4 cápsulas al día (2 comprimidos en la comida y otros dos durante la cena).

Insomnio

Una de las señales más comunes de este trastorno es la dificultad de conciliar el sueño; sin embargo, hay otros que también están relacionados. En palabras de Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los síntomas del insomnio son los siguientes:

  • Permanecer despierto por un largo tiempo antes de dormirse.
  • Dormir solo por períodos cortos.
  • Estar despierto durante gran parte de la noche.
  • Sentirse como si no hubiera dormido nada.
  • Despertarse demasiado temprano.

Debido a que el insomnio es uno de las afecciones más comunes por las que se consume esta bebida, Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, una de las consecuencias más comunes del insomnio es levantarse en la mañana y sentir que no se descansó. Además, señalan que el trastorno puede ser agudo o crónico.

Una de las causas de este trastorno son los malos hábitos de sueño. Algunas personas se acuestan en horarios irregulares, tienen un entorno de sueño incómodo y usan la cama para hacer otras cosas como trabajar, comer o mirar televisión. Asimismo, el uso del computador, videojuegos, del celular u otras pantallas antes de dormir en la noche, pueden afectar el ciclo del sueño, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada la práctica clínica, la educación y la investigación.