Señor con infarto
Muchas formas de enfermedades cardíacas pueden prevenirse o tratarse con elecciones de un estilo de vida saludable. - Foto: Getty Images

vida moderna

Tres síntomas de que se está teniendo un ataque al corazón

Es importante acudir inmediatamente a un centro médico.

Un ataque cardíaco, también conocido como infarto, ocurre cuando se presenta un bloqueo o se disminuye de forma grave el flujo de sangre que se transporta al corazón.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explica que, “por lo general, la obstrucción se debe a una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias en las arterias del corazón (coronarias). Los depósitos de grasa que contienen colesterol se llaman placas. El proceso de acumulación de placas se llama ateroesclerosis”.

Los tres síntomas más comunes que indican que se está teniendo un ataque al corazón son:

  1. El síntoma más común de un ataque cardíaco es dolor en el pecho. Este dolor puede irradiarse a los brazos, el hombro, el cuello, los dientes, el abdomen y la espalda.
  2. Falta de aire.
  3. Fatiga.

Otros de los síntomas pueden incluir:

  • Ansiedad.
  • Tos.
  • Desmayos.
  • Mareo, vértigo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido o de manera irregular).
  • Dificultad para respirar.
  • Sudoración, la cual puede ser muy copiosa.

Es importante que en caso de sospechar de un infarto se acuda inmediatamente a un centro médico, pues esta condición es considerada como urgencias. La persona que lo padece necesita de atención inmediata para disminuir el riesgo de muerte súbita.

El electrocardiograma es la prueba más frecuente para verificar si la persona está teniendo dicha afección. Asimismo, con un examen de sangre los doctores pueden confirmar si se está teniendo o se tuvo un ataque cardíaco.

Durante un ataque cardíaco, las células del músculo cardíaco mueren y liberan proteínas al torrente sanguíneo. Los análisis de sangre pueden medir las concentraciones de esas proteínas en la sangre. Por ejemplo, pueden hacer un análisis de troponina para medir la cantidad que tiene en sangre de una proteína llamada troponina. La troponina sale cuando las células del músculo cardíaco mueren durante un ataque cardíaco”, explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Tratamiento

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, detalla el tratamiento inmediato que recibe una persona que sufre un infarto.

  1. La persona es conectada a un monitor cardíaco para que los doctores puedan observar los latidos del corazón.
  2. Recibir oxígeno.
  3. Se le pone una vía intravenosa con medicamentos y líquidos.
  4. Puede que el paciente reciba nitroglicerina y morfina para aliviar el dolor en el pecho.
  5. También puede que reciba aspirina, a excepción de aquellas personas que no pueden tomarla. Este medicamento es importante para prevenir los coágulos de sangre.

¿Cómo cuidar el corazón?

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) señala algunas recomendaciones para la salud cardíaca. Es crucial tener un estilo de vida saludable que contribuya a tener un corazón sano.

  • Tener una dieta saludable: se debe consumir alimentos con bajo contenido en sal y bajo contenido de sodio. Limitar el consumo de alimentos con grasas trans, debido a que puede causar un infarto. Igualmente, moderar la ingesta de azúcares.
  • Atención a los problemas de salud: se debe estar atento a enfermedades como hipertensión, diabetes y colesterol alto, ya que estas afecciones aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Para esto, se deben realizar exámenes periódicos y, si el médico diagnostica alguna de estas afecciones, seguir las recomendaciones y tomar la medicación a tiempo.
  • Tener cuidado con el consumo de la aspirina: el uso diario de este medicamento ayuda a prevenir ataques cardíacos, pero no es saludable para todas las personas. Por esto, antes de hacerlo, se debe consultar al médico, para conocer los efectos y la dosis adecuada.