vida moderna

¿Una dieta baja en carbohidratos puede mejorar la salud cardíaca?

Un equipo de investigadores encontró hallazgos significativos respecto a este cuestionamiento.


De acuerdo con el estudio Efectos de una dieta baja en carbohidratos sobre la dislipoproteinemia resistente a la insulina: un ensayo de alimentación controlado aleatorio, publicado en el The American Journal of Clinical Nutrition, una dieta baja en carbohidratos podría tener efectos positivos en la salud cardíaca.

En esta investigación los expertos compararon los efectos sobre los factores de riesgos de las enfermedades cardiovasculares (ECV) novedosos y convencionales de las dietas bajas, moderadas y altas en carbohidratos, las cuales varían en contenido de grasas saturadas.

“Es un ensayo bien controlado que muestra que comer menos carbohidratos y más grasas saturadas es realmente bueno para usted, siempre que tenga muchas grasas no saturadas y siga una dieta de tipo mediterráneo en su mayoría”, opinó el Dr. Dariush Mozaffarian, cardiólogo y decano de la Facultad de Ciencias y Políticas de Nutrición Friedman de la Universidad de Tufts, a The New York Times

El equipo investigador concluyó que “Una dieta baja en carbohidratos, alta en grasas saturadas, mejoró la dislipoproteinemia resistente a la insulina y la lipoproteína (a), sin efecto adverso sobre el colesterol LDL. La restricción de carbohidratos podría reducir el riesgo de ECV independientemente del peso corporal, una posibilidad que justifica el estudio en importantes ensayos multicéntricos basados en resultados concretos”, dice el estudio.

Los hallazgos de este estudio sugieren que una estrategia dietética centrada en la restricción de carbohidratos podría no aumentar y podría reducir potencialmente el riesgo de enfermedades cardiovasculares. “En la medida en que una dieta baja en carbohidratos resulte en una mayor pérdida de peso, la magnitud general de la reducción del riesgo de ECV podría ser mayor que la sugerida aquí”, explica la investigación. Asimismo, este tipo de alimentación también podría tener beneficios para prevenir la diabetes.

Consejos para mantener una buena salud cardíaca

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud las enfermedades cardiovasculares, especialmente la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular están consideradas como una de las causas principales de mortalidad y discapacidad en el continente americano.

Países con el nivel más alto de tasas de mortalidad por ECV estandarizadas por edad:

  • Haití
  • Guyana
  • Surinam
  • República Dominincana
  • Honduras
  • Granada
  • Bahamas

Para contribuir a la prevención de afecciones relacionadas con el corazón es importante tener un estilo de vida saludable, que contribuya a este propósito. De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, se deben incluir comidas ricas en vitaminas y minerales para cuidar el corazón. Detalla que “las verduras y frutas, como otras plantas o alimentos vegetales, contienen sustancias que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares”.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) brinda algunas pautas para la salud cardíaca.

  • Tener una dieta saludable: se deben consumir alimentos con bajo contenido en sal y bajo contenido de sodio. Es importante moderar la ingesta de este producto en la rutina diaria. Limitar el consumo de alimentos con grasas trans, debido que puede causar un infarto. Igualmente, moderar la ingesta de azúcares.
  • Atención a los problemas de salud: se debe estar atento a enfermedades como la hipertensión, diabetes y colesterol alto, ya que estas afecciones aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Para esto, se deben realizar exámenes periódicos y si el médico diagnostica alguna de estas afecciones, seguir las recomendaciones y tomar la medicación a tiempo.
  • Tener cuidado con el consumo de la aspirina: el uso diario de este medicamento ayuda a prevenir ataques cardíacos, pero no es saludable para todas las personas. Por esto, antes de hacerlo, se debe consultar al médico, para conocer los efectos y la dosis adecuada.