Tendencias
Hombre sentado en la cama con dolor de espalda y dolor de cabeza
La sensación producida por el vértigo también puede desencadenar síntomas como náusea o vómitos - Foto: Getty Images

vida moderna

Vértigo: así puede controlarlo de manera natural

Existen recetas y maniobras naturales para aliviar las sensaciones de mareo. ¿Cuáles son?

El vértigo es esa sensación de mareo o “estar girando sin que el cuerpo se mueva” que desorientan a la persona y producen un estado de malestar en función de su intensidad y con qué frecuencia se experimenta.

La sensación producida por el vértigo también puede desencadenar síntomas como náusea o vómitos, movimientos oculares anormales, dolores de cabeza, sudoración, zumbido de oídos, pérdida auditiva, visión doble, falta de coordinación y debilidad en brazos o piernas.

Según Medlineplus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen dos tipos de vértigo. Por un lado, está el periférico, el cual se debe a un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio. También está el vértigo central, el cual se debe a un problema en el cerebro, por lo regular en el tronco encefálico o la parte posterior.

Como forma de tratar el vértigo, existen medicamentos que deben ser prescritos por un especialista. Además, de acuerdo con el portal Medical News Today, también están disponibles tratamientos naturales que podrían ayudar a aliviar esta sensación.

Generalmente, el vértigo es un síntoma asociado a afecciones médicas subyacentes, es decir que algunas personas pueden experimentarlo varias veces en función de su cuadro clínico específico.

Los síntomas del vértigo pueden durar minutos así como horas, y pueden aparecer y desaparecer repentinamente.

Remedios caseros para aliviar el vértigo

De acuerdo con Medical News Today, una de las soluciones tradicionales más efectivas para controlar el vértigo es la maniobra de Epley. Para incrementar las posibilidades de éxito, lo recomendable es realizarla cada noche, antes de dormir.

Según un informe del Instituto para la Calidad y la Eficiencia en la Atención Médica, 52 de cada 100 personas que usan la maniobra de Epley obtienen alivio de los síntomas del vértigo.

Para realizar la maniobra Epley, el primer paso es identificar en qué zona de la cabeza se produce la sensación de mareo. Por ejemplo, si se presenta desde el lado izquierdo, estos son los pasos que se deben seguir:

1. Sentarse en el borde de la cama y girar la cabeza 45 grados a la izquierda

2. Acostarse rápidamente boca arriba, en un ángulo de 45 grados

3. Mantener la posición durante 30 segundos

4. Girar la cabeza completamente hacia el lado opuesto y luego regresar a la mitad, sin levantarla, durante 30 segundos.

5. Girar la cabeza y todo el cuerpo hacia el lado derecho, mirando hacia abajo, durante 3 segundos.

6. Sentarse lentamente y permanecer en esa posición durante algunos minutos. En caso de que el vértigo se presente desde el lado derecho, las instrucciones se siguen al revés.

Otro remedio natural para controlar el vértigo es Ginkgo biloba, una hierba china conocida por aliviar los síntomas de esta condición. Según un estudio publicado en International Journal of Otolaryngology, el Ginkgo biloba mostró una efectividad notable para reducir las sensaciones de mareo producidas por el vértigo.

Según explica Medical News Today, el Ginkgo biloba actúa suministrando flujo sanguíneo al cerebro para aliviar los mareos y los problemas de equilibrio.

De acuerdo con una investigación publicada en Journal of Acupuncture and Tuina Science, la raíz de jengibre también podría reducir los efectos del vértigo. Para preparar el remedio, se coloca raíz de jengibre en una taza de agua hirviendo durante cinco minutos. Posteriormente, se mezcla con miel para minimizar el sabor amargo y se bebe dos veces al día. Esta mezcla contribuye a disminuir síntomas como el mareo y las náuseas.

Otra recomendación importante para aliviar los síntomas asociados al vértigo consiste en mantenerse hidratado, ya que no estarlo podría desencadenar las sensaciones de mareo. El cuerpo humano requiere, como mínimo, de cuatro a cinco de agua al día, así que estar hidratado puede ayudar a minimizar el malestar.