Tendencias
Hombre sentado en la cama con dolor de espalda y dolor de cabeza
- Foto: Getty Images

vida moderna

Vértigo y mareos: los alimentos para reducir sus síntomas

Es importante tener en cuenta que estos son síntomas que tienen un diagnóstico diferencial, que abarca una amplia gama de patologías.

Los vértigos y mareos son síntomas que las personas padecen con frecuencia, pero es importante tener en cuenta que su diagnóstico diferencial abarca una amplia gama de patologías.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dicen que el mareo se presenta en más de la mitad de la población mayor de 65 años y constituye la tercera causa más común de consulta en pacientes ambulatorios, y es la primera razón para los casos de los pacientes mayores de 75 años. Es por esto que es importante visitar al médico para que se le realice el diagnóstico y tratamiento adecuado.

El mareo es una especie de enfermedad de movimiento que se da cuando hay una perturbación del equilibrio interno, metabólico u hormonal, por lo que hay que determinar si se da por un movimiento descontrolado, cambio de presión, enfermedades gastrointestinales, embarazo y estrés, o alguna otra razón.

Para disminuir los mareos, los especialistas suelen prescribir algunos medicamentos, que no solo tratan los mareos, sino que también los espasmos, las náuseas y el vómito, pero también se pueden aliviar con alimentos naturales.

Uno de estos es el ginseng, el cual, según un estudio desarrollado en el Departamento de Psicología de la Universidad de Vanderbilt, este producto estimula las glándulas adrenales, las cuales si no funcionan bien, pueden causar mareos.

Adicionalmente, se recomienda consumir jengibre, pues un análisis publicado en Archives of Pharmacal de Investigación dice que la raíz de esta planta evita la entrada de los receptores de serotonina, que produce las náuseas y estimula el flujo de sangre en el sistema digestivo.

De igual manera, los arándanos son buenos para evitar los mareos y las náuseas, puesto que cuenta con propiedades astringentes y antivomitivas, debido a su riqueza en ácido gálico e hidroquinonas, además de tener propiedades antiespasmódicas.

Lo más recomendable es consumir esta fruta en jugos, para disminuir los mareos y náuseas asociadas con los dolores de cabeza, migraña o vértigo.

De igual manera, los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Maryland dicen que la menta, cuando se prepara en infusión o té, ayuda a calmar los espasmos musculares, además de ser un relajante del tracto intestinal que disminuye la sensación de mareo por movimiento.

Finalmente, se determinó que las aceitunas ayudan a que se tengan menos mareos por movimiento, pero siempre y cuando las coma rápidamente después de los primeros síntomas, pues son ricas en tanino, sustancia que ayuda a eliminar la saliva que provoca las náuseas.

Posibles causas del mareo o aturdimiento al levantarse

La EPS Famisanar define el mareo como una serie de sensaciones con las que una persona puede experimentar “inestabilidad, pérdida del equilibrio, sensación de desmayo, desvanecimiento, debilidad o atontamiento. Generalmente, crea una falsa sensación de que tú o el entorno está girando o en movimiento, a lo que se le conoce como vértigo”.

Además, explica que las causas que originan el mareo pueden obedecer a distintos motivos. En primer lugar, alude a los problemas que una persona puede tener en el oído interno, los cuales pueden producir mareo y vértigo, pues ahí es donde se encuentra el sentido del equilibrio. Realizar movimientos repentinos y bruscos también pueden causar mareo, así como los efectos secundarios de ciertos medicamentos, la mala circulación sanguínea, una lesión o una infección.

La entidad destaca que hay diversos tipos de enfermedades que recogen entre su sintomatología los mareos, tales como la hipertensión, la diabetes o los trastornos de ansiedad y pánico, sobre todo en los adultos mayores. Lo anterior sin dejar de lado a las mujeres en estado de gestación, pues debido a la presencia hormonal se disminuye la tensión arterial, lo que produce sensación de mareo al levantarse, señala la entidad.

Entre las causas que se destacan en el vértigo, el doctor Nicolás Pérez Fernández, codirector del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), las enumera por orden de frecuencia, es decir, de las más comunes a las que menos lo son.

El vértigo posicional paroxístico benigno, la enfermedad de Ménière y la neuritis vestibular, son las primeras que el especialista menciona y representan el 54 % de las consultas por mareo y vértigo. Explica que hay otras causas de origen otológico o periféricas, como los tumores (neurinoma del acústico), traumáticos, infecciosos, tóxicos o idiopáticos, que suponen el 33 % de las consultas. “Dentro de la patología neurológica, la de origen vascular y la esclerosis múltiple son las de mayor incidencia”, dice.

De acuerdo con el galeno, cualquier persona puede llegar a padecer vértigo, sin embargo, los síntomas varían acorde a la edad del paciente.