vida moderna

Visión borrosa: ¿cuáles son la causas más frecuentes?

Es importante realizar exámenes médicos periódicamente como forma de prevención.


La visión borrosa consiste en la pérdida de la agudeza visual y la incapacidad para observar detalles pequeños. Los expertos insisten en la importancia de consultar regularmente al médico para verificar la salud ocular.

De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen diferentes factores que pueden provocar afectaciones en los ojos y problemas visuales. Las más frecuentes incluyen:

  • Presbiopía.
  • Cataratas.
  • Glaucoma.
  • Retinopatía diabética.
  • Degeneración macular.
  • Infección, inflamación o lesión ocular.
  • Moscas volantes.
  • Ceguera nocturna.
  • Desprendimiento de la retina.
  • Neuritis óptica.
  • Accidente cerebrovascular o AIT.
  • Tumor cerebral.
  • Sangrado intraocular.
  • Arteritis temporal.
  • Cefalea.
  • Medicamentos.

Retinopatía diabética

La diabetes es una enfermedad crónica que, si no es tratada oportunamente, puede causar ceguera, amputación de miembros y otras complicaciones en la salud. Se caracteriza por tener niveles altos de azúcar en el torrente sanguíneo.

Según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, “si una persona tiene diabetes, su cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina o no puede usar adecuadamente la insulina que produce”.

La Organización Mundial de la Salud señala que la prevalencia de esta enfermedad crónica se ha incrementado rápidamente en los países de renta baja y mediana que en los de renta elevada.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) a corto plazo esta enfermedad no provoca pérdida de vista; pero “si el nivel de glucosa en la sangre se mantienen muy alto por mucho tiempo puede dañar los pequeños vasos sanguíneos en la parte posterior de los ojos. Este daño puede empezar durante la prediabetes, cuando el nivel de glucosa es más alto de lo normal, pero no lo suficientemente alto como para que se le diagnostique la diabetes. “. A partir de allí se pueden desarrollar edema macular diabético, glaucoma y cataratas.

Los daños de la diabetes en los ojos se desarrollan, generalmente, sin presentar síntomas de alerta. Por esto, es importante seguir tratamientos preventivos y realizar chequeos médicos frecuentemente, como un examen completo de los ojos cada determinado tiempo.

Es importante seguir el tratamiento para la diabetes correctamente y evitar mayores riesgos en la salud. Respecto a la vista, NIH brinda algunas recomendaciones para mantener unos ojos sanos

  • Controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol, conocidos como los factores clave del manejo de la diabetes
  • Dejar de fumar y si es posible, buscar ayuda para lograrlo.
  • Realizarse un examen de los ojos con dilatación de pupilas anualmente.

Degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad frecuente en las personas mayores de 60 años. Está relacionada con la edad.

Este es un trastorno ocular que destruye paulatinamente la visión central y aguda. Esto causa dificultades para leer y observar detalles muy finos, indica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

“La enfermedad afecta la mácula, que es la parte del ojo, que permite ver los detalles con claridad. No duele, pero provoca la muerte de las células de la mácula. Existen dos tipos: La húmeda y la seca. La húmeda ocurre cuando vasos sanguíneos anormales crecen bajo la mácula. Estos nuevos vasos frecuentemente gotean sangre y líquido. El daño a la mácula ocurre rápidamente”, detalla Medline Plus.

Neuritis óptica

Esta afección ocurre por la inflamación que daña el nervio óptico. Este es el encargado de transmitir información visual del ojo al cerebro.

La Esclerosis múltiple es una de las causas de la inflamación del nervio óptico. Asimismo, enfermedades como el lupus también puede suscitarla.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, “la mayoría de las personas que tienen un solo episodio de neuritis óptica eventualmente recuperan su visión sin tratamiento. Algunas veces, los medicamentos esteroides pueden acelerar la recuperación de la visión después de la neuritis óptica”.