vida moderna

Vitamina E: que cantidad se puede consumir para reducir arrugas y revitalizar la piel

Esta vitamina es una de las más potentes para tratamientos antiedad y resulta efectiva para evitar algunas enfermedades.


Según la National Institutes of Health, “la vitamina E es un nutriente liposoluble que actúa en el cuerpo como antioxidante, protegiendo a las células contra los daños de los radicales libres”.

Esta vitamina tiene diversos beneficios para la piel, aumenta la fuerza muscular, previene la caída del cabello, contribuye a la cicatrización de las heridas, previene enfermedades, es un potente antioxidante y protege al organismo de virus y bacterias.

Mientras que una deficiencia de vitamina E puede ocasionar daños neuronales, motores y acelerar el desarrollo de enfermedades como la demencia y el párkinson.

Particularmente, sobre la piel del rostro, esta vitamina aporta beneficios a largo plazo. Ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento, favorece la producción de colágeno y la regeneración celular, protege la piel de agentes ambientales contaminantes y de los rayos UV.

Arrugas, cuidado de la piel, mascarilla facial, crema, envejecimiento, colágeno, ácido hialurónico.
Arrugas, cuidado de la piel, mascarilla facial, crema, envejecimiento, colágeno, ácido hialurónico. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Para obtener todas sus propiedades, se incluye en tratamientos faciales tópicos, cremas antiedad y también se puede consumir a través de los alimentos naturales y suplementos que suelen venir en cápsulas que se administran por vía oral.

El promedio de consumo recomendado para que la vitamina E sea efectiva para evitar la aparición de líneas de expresión es de 15 miligramos al día.

Es posible encontrar vitamina E en gran variedad de alimentos saludables. La concentración de esta vitamina en alimentos naturales es potente y efectiva, por lo que, primero, debe incluirse dentro de la dieta diaria y posteriormente, en tratamientos tópicos.

Combinar la alimentación con estos tratamientos es clave para obtener todos los beneficios que esta vitamina aporta: tener una piel luminosa y sin arrugas y un cuerpo sano.

Alimentos para incluir la vitamina E en la rutina diaria:

-Frutos secos (nueces, avellana, almendras).

-Hortalizas de hojas verdes (espinaca, acelga, col rizada).

-Semillas de girasol: cada 100 g aportan 56 mg de vitamina E.

-Aceites vegetales.

-Aguacate: 100 gramos (aproximadamente medio aguacate) aportan 2,6 mg de vitamina E.

-Yema de huevo: 100 g de yema contienen 3,6 mg de vitamina E.

- Pescado.

-Hígado de pollo.

-Calamar y sepia.

-Pulpo.

-Espárragos.

Cómo usar la vitamina E de manera tópica

Permiten lucir una piel más joven reduciendo las arrugas.Para qué sirve la vitamina E en la piel

-Aplicar aceite de vitamina E sobre la piel del rostro con masajes ascendentes y dejar actuar toda la noche para que penetre.

-Verter aceite de vitamina E en el interior de la crema hidratante o antiedad que se usa con regularidad.

-Aplicar una mascarilla casera hecha con unas gotas de aceite de vitamina E y pepino sobre el rostro y dejar actuar de 15 a 20 minutos. Esto aporta luminosidad e hidratación.

Signos de alarma de que no se está consumiendo suficiente vitamina E

-Debilidad muscular.

-Piel con aspecto seco.

-Pérdida de sensibilidad en los brazos y piernas.

-Pérdida de control del movimiento.

-Problemas de visión.

-Problemas en el sistema inmune.

Ante cualquiera de esos signos de alarma, hay que acudir al médico que pueda confirmar si hay déficit de vitamina E a través de un análisis de sangre.

Será un especialista el que diseñe una dieta especial para cada caso y el que formule los suplementos idóneos para corregir los niveles de vitamina E en el organismo.