Tendencias
Expertos destacan los beneficios de la vitamina C, pues es una de las más utilizadas en fórmulas cosméticas para combatir los signos de la edad. Foto: Getty images montaje SEMANA.
El consumo de vitaminas es fundamental para tener un estado de salud óptimo. Foto: Getty images montaje SEMANA. - Foto: Foto: Getty images montaje SEMANA.

vida moderna

Vitaminas para rejuvenecer y detener el envejecimiento

La cantidad de estas vitaminas que necesita cada persona debe ser determinada por un especialista de la salud.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura define las vitaminas como sustancias orgánicas que, aunque están presentes en cantidades muy pequeñas en los alimentos, son necesarias para su man­te­ni­mien­to y cre­ci­mien­to.

Los alimentos de origen vegetal y animal, y los suplementos alimentarios, son las fuentes vitamínicas más importantes hasta el momento. En ellos se pueden encontrar las vitaminas más conocidas como A, la B (tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B12 y ácido fólico), la C y la D.

Las vitaminas se agrupan en relación con las enfermedades que causan su carencia y si estas son de tipo liposoluble (se disuelven en grasas y aceites) o hidrosoluble (se disuelven en agua). Las liposolubles se almacenan en los tejidos grasos del cuerpo y las hidrosolubles salen a través de la orina.

Otras vitaminas que se sabe son vitales para la salud incluyen: ácido pantoténico (cuya carencia puede causar el síndrome de quemazón de los pies), biotina (vitamina H), ácido para-aminobenzoico, colina, vitamina E y vitamina K (vitamina antihemorrágica).

No todas las vitaminas sirven para todo, cada una tiene una tarea a cargo en el organismo. Por ejemplo, el portal especializado Cuerpo Mente ha listado algunas que pueden ayudar a combatir el envejecimiento prematuro gracias a que poseen efectos antioxidantes. Algunas de ellas son:

1. Vitamina C: hoy en día, varios productos cosméticos tienen como ingrediente adicional a la vitamina C, esto se debe a que este nutriente es el principal precursor para que el cuerpo pueda producir colágeno (la proteína que se encarga de darle firmeza y elasticidad a la piel).

2. Vitamina K: gracias a que este nutriente ayuda con la circulación sanguínea, previene el surgimiento de ojeras, una de las señales de envejecimiento. Además, tiene un efecto protector del corazón, mantiene el esqueleto fuerte y previene la calcificación de las arterias.

3. Betacaroteno: este compuesto es rico en antioxidantes y promueve la generación de vitamina A, por lo que, además de ayudar a prevenir la oxidación de las células, es un aliado en la salud ocular y en el fortalecimiento del sistema inmune.

4. Vitamina E: actúa protegiendo las células que se encargan de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico de los daños causados por los radicales libres, los cuales provocan el envejecimiento prematuro en la piel, según describe el National Institutes of Health Office of Dietary Supplements.

5. Complejo B: las vitaminas del complejo B contribuyen a que la piel permanezca hidratada. También ayuda a que el cabello esté en buenas condiciones y a que las uñas permanezcan fuertes.

El portal especializado Saber Vivir listó una serie de ingredientes que, gracias a que poseen las vitaminas mencionadas, ayudan a regenerar el colágeno y mantener una piel firme:

  • Gelatina: el portal Mejor con Salud reveló que la gelatina sin sabor es ideal para aumentar la producción de colágeno, pues la gelatina es una proteína hecha de colágeno animal, generalmente de vacas y cerdos, y se usa comúnmente para hacer cápsulas, cosméticos, ungüentos y alimentos.
  • Pescado azul: incluir varios días a la semana sardinas o filetes de salmón. Además de tener beneficios para los huesos, también tiene efectos positivos en la piel y en la salud cardiovascular. Su alto contenido en ácidos grasos omega 3 previene la oxidación celular y actúa como un potente antiinflamatorio.
  • Frutos secos: son otra recomendación habitual para obtener colágeno a partir de la alimentación. Adicionalmente, son ricos en ácidos grasos omega 3, 6 y 9, sustancias que estimulan la producción de esta proteína.
  • Huevos: de acuerdo con el portal Muévetepor.com, el huevo es rico en colágeno natural, “la membrana de la cáscara contiene el 40 % de colágeno junto con otros componentes como aminoácidos, carbonato de calcio y lisozima”.