Tendencias
Minsalud hizo un llamado a priorizar la aplicación de la vacuna de Pfizer
Las personas que habían recibido la vacuna de Sinovac no encontraron niveles de anticuerpos capaces de neutralizar la variante ómicron, según otro estudio. - Foto: AP

coronavirus

Coronavirus | Tercera dosis de la vacuna Moderna reduciría el riesgo de infección por ómicron, revela estudio

En el mundo han fallecido alrededor de 5.348.998 personas por este virus.

Una dosis de refuerzo de la vacuna de Moderna contra la covid-19 (de 50 ug) aumenta los anticuerpos contra ómicron y puede reducir “sustancialmente” el riesgo de infecciones, según un estudio de la compañía publicado en el servidor preimpresión medRxiv, que aún no ha sido revisado por otros científicos.

De acuerdo con los datos de Moderna, después de la serie primaria de dos dosis de la vacuna de Moderna, aunque los vacunados tenían títulos neutralizantes detectables contra ómicron, eran “significativamente más bajos” en comparación con el virus original.

Sin embargo, una dosis de refuerzo de esta vacuna, conocida como ARNm-1273, en el nivel de dosis de 50 ug aumentó significativamente los títulos de anticuerpos neutralizantes contra ómicron.

Estos son datos iniciales alentadores y estamos trabajando activamente en nuestra estrategia para abordar la variante ómicron. Esperamos datos sobre la dosis de refuerzo de 100 ug y sobre nuestros enfoques de la vacuna multivalente de ARNm en la próxima semana”, señaló la compañía en un comunicado.

Contrario a lo anterior, resultados preliminares de otro estudio publicado por el diario South China Morning Post, señalaron en una primera instancia que ninguna de las vacunas de Sinovac y Pfizer indujo la respuesta de anticuerpos necesaria para neutralizar la variante de ómicron, detectada por primera vez en Sudáfrica hace menos de un mes.

Cabe mencionar que la investigación todavía está pendiente de revisión por más expertos antes de su publicación y dirigida por el prestigioso experto en enfermedades infecciosas Yuen Kwok-yung. Esta se basó principalmente en el análisis de las muestras de sangre de 50 personas, 25 de ellas estaban inmunizadas con el esquema completo de CoronaVac y las otras 25, con Pfizer.

Las personas que habían recibido la vacuna de Sinovac no encontraron niveles de anticuerpos capaces de neutralizar la variante ómicron, mientras que de los inmunizados con la de Pfizer-BioNTech, solo cinco mostraron niveles “detectables”, que aún así eran de 35 a 40 veces menos efectivos que ante la variante original del virus y “significativamente” menos que ante las variantes beta y delta.

Es importante resaltar que la vacuna de la farmacéutica china se basa en el uso del virus inactivado, mientras la de Pfizer-BioNtech emplea la innovadora biotecnología de ARN mensajero. Lo que quiere decir que están constituidas de forma diferente.

Los expertos se concentraron especialmente en la respuesta inmune que tendrían, por lo que aseguraron que “los receptores de estas vacunas e incluso los pacientes que hayan superado la enfermedad tienen un riesgo mayor de contagio o reinfección”.

También señalaron que estos resultados, preliminares, podrían asegurar que más adelante serían necesarias dosis de refuerzo de ambas vacunas para mejorar los niveles de protección, eso sí, sin descartar la necesidad de crear vacunas de nueva generación.

La farmacéutica china que genera Sinovac ya anunció que se encuentra trabajando en el desarrollo de una versión de su inmunógeno específicamente dirigida para atacar a la variante ómicron.

Su fórmula actual (CoronaVac) recibió la aprobación de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 1 de junio, lo cual la convirtió en la segunda fórmula china en obtener este permiso, tras la autorización de Sinopharm.

Algunos de los estudios que se hicieron previos a la aparición de las variantes delta y ómicron, indican que la vacuna de Sinovac tiene una eficacia de solo 51 % en la reducción de casos sintomáticos de covid-19, aunque el porcentaje se eleva a 100 % para casos graves y aquellos que requieren hospitalización.