vacunas

Vacuna de Johnson y Johnson perdería protección de los anticuerpos ante la variante ómicron

Un nuevo estudio establece que la vacuna de J&J no produce protección de los anticuerpos que se enfrentan a la nueva variante, lo que demostraría la capacidad de la cepa de sortear las defensas del cuerpo.


Con la aparición del primer caso de ómicron en Sudáfrica hace unos meses, los diferentes laboratorios epidemiológicos del mundo se encuentran analizando, a contrarreloj, los efectos de esta nueva cepa que la OMS asegura se propaga con mayor velocidad que las otras.

Así mismo, se ha buscado comprobar la efectividad que tienen las vacunas contra la variante ómicron que ya circula en más de 50 países en el mundo. En este sentido, un nuevo estudio subraya que la vacuna de Johnson & Johnson perdería protección de los anticuerpos contra ómicron.

Según un análisis, hecho en Sudáfrica, la vacuna de J&J prácticamente no produjo protección de los anticuerpos contra la variante, lo que demuestra que ómicron tiene una capacidad para sortear un grupo de defensas del cuerpo bastante representativo, según contó Bloomberg.

De acuerdo con Penny Moore, viróloga sudafricana y profesora de la Universidad de The Witwatersrand de Johannesburgo, la vacuna puede proporcionar algún mecanismo de defensa contra la nueva cepa pero los hallazgos son consistentes con otros estudios que muestran una pérdida de efecto de las vacunas contra la covid-19 contra la nueva cepa.

En el caso de Johnson & Johnson, la debilidad contra la nueva cepa parece ser la protección de anticuerpos. Según Moore, se realizaron varios experimentos con plasma sanguíneo de las personas que han recibido vacuna de Pfizer y Johnson y Johnson que permiten comprobar que la medida de los niveles de anticuerpos baja dramáticamente en exposición con la variante de la covid-19.

Según la experta, y lo contado por Bloomberg, “ómicron exhibe un escape inmunológico sustancial de los anticuerpos pero la situación es más alarmante para la vacuna J&J; no hubo neutralización detectable en nuestro ensayo”.

Sin embargo, si bien la variante ómicron podría estar reduciendo el efecto de las vacunas, Moore aseguró que es probable que las inoculaciones mantengan la protección contra el desarrollo más grave de la enfermedad.

De hecho, un estudio arrojó que el uso de la vacuna de Jansen contra la covid-19, de la farmacéutica internacional Johnson & Johnson, como refuerzo para las personas quienes tomaron la inmunización con Pfizer, apunta a un resultado satisfactorio; la respuesta que da este refuerzo es alta y puede proteger contra enfermedades graves, según investigadores.

Para llegar a este resultado se efectuó un estudio con 65 personas voluntarias quienes inicialmente tomaron las dos primeras dosis de Pfizer, luego de esto tomaron como refuerzo la inmunización de Johnson & Johnson. En efecto, a pesar de que la respuesta de los anticuerpos fue lenta se comprobó que era más sostenida contra el virus, como también para las variantes delta y beta.

Uno de los investigadores fue el doctor Dan Barouch, del Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard, el hombre le dijo a CNN que “ambas vacunas aumentan muy bien los títulos de anticuerpos. En la cuarta semana, los niveles de anticuerpos neutralizantes eran comparables”.

Aunque el estudio no tiene relación alguna con la nueva variante ómicron, Barouch no descarta la importancia de esta investigación para encontrar nuevas formas de combatir a la nueva variante:

“Para variantes como ómicron, que podrían evadir parcialmente las respuestas de anticuerpos, las respuestas de las células T CD8 pueden ser particularmente relevantes para la protección”, expresó este médico, y añadió: “Creemos que son relevantes en general, pero pueden volverse particularmente relevantes si surge una variante que puede escapar en gran medida de los anticuerpos”.

Es importante mencionar que científicos del mundo se encuentran trabajando constantemente para lograr entender el comportamiento de ómicron, “ahora no lo sabemos con certeza todavía acerca de ómicron, pero ha habido mucha preocupación o especulación de que podría resultar en al menos algún grado, tal vez un grado sustancial, de escape de la vacuna, anticuerpos inducidos. Para un impulso, se desea un impulso para aumentar las respuestas de los anticuerpos y de las células T”, concluyó Barouch en CNN.

Para finalizar, el doctor del Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard, comentó que junto a su equipo de trabajo ha enviado la investigación a una revista especializada para que sea revisada por pares, por ahora, el estudio se encuentra publicado en línea en MedRix.