Tendencias
Reino Unido llamó a países del G7 a reunión de emergencia para hablar sobre variante ómicron
Hasta la fecha, ómicron se ha visto más como una amenaza que como una oportunidad - Foto: Archivo Semana

coronavirus

¿Es ómicron la variante con la que se podría dar fin a la pandemia por covid-19?

Algunos expertos aseguran que esta variación podría ser la que el mundo estaba esperando para poder determinar el final de la pandemia generada por el nuevo coronavirus.

En días recientes, la variante ómicron de la covid-19 se ha convertido en la amenaza sanitaria sobre la cual el mundo ha puesto los ojos, teniendo en cuenta su nivel de transmisión ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), podría ser mayor que delta, la variación que hoy domina en el planeta.

Por esto, varios países alrededor de todo el mundo han decidido cerrar el ingreso de viajeros procedentes de la parte sur de África a sus respectivos territorios, teniendo en cuenta que la mayoría de casos registrados de ómicron se encuentran en naciones como Sudáfrica, Botsuana, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Mozambique y Malaui.

Ahora bien, aunque el miedo generalizado ya se ha propagado por gran parte del mundo, lo cierto es que aún es poco lo que se conoce de ómicron, por lo que dar una hipótesis sobre los efectos de esta variante en el ser humano, además de establecer si sería peor o no que delta (no solo en su nivel de transmisión), sería dar una respuesta temprana a una problemática que aún se encuentra en etapa de estudio.

De hecho, son tan prematuras las investigaciones genéticas que se han hecho a ómicron, que varios científicos se han atrevido a cuestionarse si en vez de una amenaza, ómicron podría resultar ser la variante que tanto estaban esperando para poder dictaminar el fin de la pandemia.

¿Cómo podría ser ómicron el fin de la pandemia por covid-19?

Aunque suene un poco ilógico decir que una variante del nuevo coronavirus podría ser la solución para acabar con una pandemia que el mismo virus inició, lo cierto es que esta tesis está basada en términos científicos y en algunas hipótesis explicadas por varios investigadores en el mundo.

Antes de explicar los argumentos usados por los expertos, hay que recordar que desde hace varios meses, investigadores como el inmunólogo de cabecera de la Casa Blanca en Estados Unidos, Anthony Fauci, han asegurado que el Sars-CoV-2 (nombre del virus responsable de la covid-19) no es un “mal” al que se pueda desterrar del planeta, por el contrario, para catalogar el fin de la pandemia es necesario que el ser humano aprenda a vivir con este, sin que represente un peligro mortal para las personas.

“Será muy difícil, al menos en un futuro próximo y quizás nunca, eliminar este virus altamente transmisible”, explicó Fauci en octubre de este año.

Sin embargo, el halo de esperanza llega después de que algunos expertos aseguraran que en caso de que ómicron fuera más suave que delta, esto aseguraría que las vacunas existentes hasta la fecha tendrían resultados aún más positivos que los que han tenido con esta variación.

Además, en caso de ser más transmisible, ómicron no solo sería una amenaza menor para la humanidad, sino que además lograría convertirse en la variación dominante. Cuando dos variantes de un mismo virus se encuentran en circulación, lo normal es que la más contagiosa sea la que infecte más rápidamente a un mayor número de personas.

“Ómicron también podría marcar el fin del miedo pandémico y convertirse en el inicio de la fase esperada por la comunidad científica de todo el mundo: una relación pacífica entre el hombre y el coronavirus. Si la nueva variante demuestra ser realmente más transmisible, pero menos agresiva, podría estar ahí la adaptación del Sars-CoV-2 que estábamos esperando”, explicó el presidente de la Sociedad Italiana de Virología, Arnaldo Caruso.

Así, ante la imposibilidad de erradicar el virus, la opción de convivir (como se hace actualmente con otras enfermedades resultantes de virus como la influenza o el sarampión) es la más viable. “Dado que este enemigo no puede ser derrotado, todos tendríamos más posibilidades de sobrevivir si estuviera armado con una honda en lugar de un cañón”, es el mensaje dado por Rachel Gutman en The Atlantic y que resume la importancia de que ómicron pudiese ser la variante que el mundo estaba esperando.