Covid 19  coronavirus
Hospital San Rafael de Fusagasuga UCI Covid19 - ambulancias urgencias crisis salud - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

coronavirus

EPS le piden al Gobierno volver a cuarentena obligatoria en las zonas más afectadas por el coronavirus

Solicitaron, además, garantías de apoyo económico a los más pobres y ayuda a los empresarios con alternativas como el subsidio de nómina.

A través de un comunicado oficial, el gremio que reúne a las empresas prestadoras de salud (EPS) de Colombia, llamado Gestarsalud, le pidió al Gobierno de Iván Duque implementar nuevamente el aislamiento preventivo obligatorio en las poblaciones colombianas con mayor afectación por el tercer pico de la covid-19.

SEMANA reproduce la misiva, firmada por Elisa Torrenegra, directora de Gestarsalud:

“Es indispensable actuar ante la crisis por covid-19 sin precedentes que vive el país y son urgentes medidas colectivas como el aislamiento general en los territorios más afectados, acompañado por el Gobierno Nacional y con la garantía de apoyo económico más ágil para los mas pobres a través de la compensación económica temporal. Y del mismo modo, ayuda a los empresarios con alternativas como subsidios de nóminas y apelar a la solidaridad empresarial para soportar estas decisiones.

Gestarsalud, asociación que agremia a las EPS del Régimen Subsidiado, recomienda "auto aislamiento responsable".
Gestarsalud, asociación que agremia a las EPS del Régimen Subsidiado, recomienda "auto aislamiento responsable". - Foto: Universidad Sergio Arboleda

Lo anterior permitirá minimizar el contagio del covid-19, fortalecer el esfuerzo individual que se viene haciendo por gran parte de la sociedad y garantizar los servicios hospitalarios que necesitan los pacientes de otras patologías y que se están viendo afectados.

Las cifras de contagios son angustiosas en las diferentes regiones del país, pero sobre todo en pérdida de vidas humanas, lo que nos obliga a pensar en la toma de decisiones que, si bien en algunas ocasiones son impopulares, salvaguardan a la población de mayores impactos”.

El 11 de junio comenzaron a registrarse más de 600 fallecimientos por covid-19 en Colombia, según fecha de ocurrencia y en un pico de mortalidad que despegó en medio de la tercera ola de la pandemia. El 21 de junio, por ejemplo, las muertes eran son 616, lo que equivalía a que cada cinco minutos dos colombianos están muriendo por el virus en el país.

Colombia enfrenta una mortalidad sin precedentes por la pandemia, al punto que las víctimas semanales se acercan a las 5.000, según las reportadas la semana pasada (4.744, del 21 al 27 de junio). Junio cerró con más de 17.770 decesos confirmados por el virus (18 por ciento más que mayo, cuando fueron 15.054) y se consolidó como el mes más mortal en 16 meses.

Lo más grave es que el nivel de contagios no cede y el número reproductivo efectivo (personas que contagia cada infectado) permanece por encima de 2. En junio fueron 834.526 casos detectados, 52 por ciento más que mayo; y la semana pasada se confirmaron por primera vez más de 200.000 (213.550), la cifra más alta hasta el momento.

La ocupación nacional de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sigue cercana al 90 por ciento hace varias semanas incluidas las principales ciudades capitales. Hasta el martes había en estos servicios 8.113 pacientes críticos de la pandemia, entre casos confirmados y sospechosos, y 3.203 de otras patologías.

Todo esto hace que Colombia se posicione en el penoso tercer lugar de países con más muertes por millón de habitantes. El miércoles fueron 12,91 en este indicador, muy por encima de países como Brasil (7,36), Estados Unidos (1) e India (0,77), donde, como en el resto del mundo y la región, las cifras tienden a bajar.

“Estas muertes de padres, madres, hijos y abuelos, que no son solo cifras, siguen desintegrando muchos núcleos familiares y disminuyendo la capacidad de respuesta y de producción de la sociedad”, explica Torrenegra.

“Hacemos un llamado para que las autoridades nacionales y territoriales, de manera coordinada y articulada con los diferentes sectores económicos y sociales, analicemos las medidas y tomemos acción inmediata en cada uno de los territorios a partir de los indicadores de mortalidad, transmisibilidad, circulación viral y periodos o hechos sociales que puedan aumentar los contactos sociales como por ejemplo periodo de vacaciones y fiestas patronales, entre otros”.