covid-19

Merck pedirá autorización para su píldora contra covid-19, tras ensayos exitosos

El fármaco experimental molnupiravir redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte cuando se administró a pacientes de alto riesgo de contagiarse con coronavirus.


El laboratorio Merck anunció este viernes que buscará autorización en Estados Unidos para un medicamento oral contra la covid-19, luego de que la píldora mostrara “resultados convincentes” en un ensayo clínico. El fármaco experimental molnupiravir redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte cuando se administró a pacientes de alto riesgo al inicio de la enfermedad, dijeron en un comunicado Merck y su socio Ridgeback Biotherapeutics.

“En el análisis intermedio, 7,3 % de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados hasta el día 29, contra 14,1 % de los pacientes tratados con placebo que fueron hospitalizados o murieron”. El ensayo clínico de fase tres evaluó datos de 775 pacientes con covid leve a moderado, dijo el laboratorio. “Merck planea buscar la autorización de uso de emergencia en Estados Unidos lo antes posible y enviar solicitudes a las agencias reguladoras de todo el mundo”, señaló el comunicado. El molnupiravir, uno de los varios medicamentos orales contra la covid que se están desarrollando, busca evitar la replicación del virus.

Mientras la carrera por la vacunación avanza y se prometen en todo el mundo un mayor volumen de dosis y una mayor cantidad de oferta, la píldora antiviral molnupiravir, técnicamente conocida como MK-4482/EIDD-2801, se convierte en un esperanzador medicamento antiviral. Esta píldora para consumo oral, producida por el gigante farmacéutico Merck junto con otro laboratorio estadounidense, busca suprimir la transmisión de la covid-19. Según un artículo publicado en la revista científica Natura Microbiology, el molnupiravir sería capaz de bloquear la transmisión del coronavirus y evitar su propagación. Además, ha mostrado efectos positivos en la reducción de carga viral.

Este hallazgo se ha convertido en uno de los más importantes en la lucha contra el coronavirus, pues la comunidad científica también se afana por encontrar otros mecanismos y alternativas que ayuden contra la lucha de este virus. En el artículo se menciona que aunque hacen falta muchos estudios por delante antes de obtener una aprobación por parte de la comunidad científica, esta píldora anticoronavirus demuestra una reducción del virus al 0 % en cinco días en pacientes que padecen la enfermedad.

“Sabiendo que existe una necesidad insatisfecha de tratamientos antivirales para el SARS-CoV-2, estos resultados preliminares nos alientan”, dijo Wendy Painter, directora de medicamentos de Ridgeback Biotherapeutics, mediante un comunicado. Aunque Merck presentó inconvenientes con el avance de dos vacunas contra la covid-19 a finales de enero, continúa investigando dos tratamientos contra la enfermedad, incluido el molnupiravir, desarrollado con la empresa estadounidense Ridgeback Bio.

Los resultados de este estudio “son prometedores”, aseguró William Fischer, uno de los directores de la investigación y profesor de medicina en la Universidad de Carolina del Norte. “Si se refuerzan con estudios adicionales, podrían tener importantes consecuencias en términos de salud pública, ya que el virus continúa propagándose y evolucionando en el mundo”.

Estudio con animales

Un estudio de abril de 2020 encontró que el molnupiravir puede prevenir y reducir el daño pulmonar severo en ratones infectados con coronavirus. “Observamos desde el principio que el MK-4482 / EIDD-2801 tiene una actividad de amplio espectro contra los virus de ARN respiratorios y que el tratamiento de animales infectados mediante boca con el fármaco reduce la cantidad de partículas virales desprendidas en varios órdenes de magnitud, reduciendo drásticamente la transmisión“, dijo, por su parte, Richard Plemper, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas del estado de Georgia. “El molnupiravir podría cambiar las reglas del juego”, aseguró.

Debido a que el medicamento se puede tomar por vía oral, el tratamiento puede iniciarse temprano para obtener un beneficio potencial triple: inhibir el progreso del paciente a una enfermedad grave, acortar la fase infecciosa para aliviar el costo emocional y socioeconómico del aislamiento prolongado del paciente y silenciar rápidamente brotes locales. La comunidad científica trabaja en abolir el coronavirus un día después del contagio.