vacunación

Vacunados y no vacunados se infectan con la misma carga viral de la variante delta del coronavirus

Esto se determinó en un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Oxford. Las vacunas disminuyen la probabilidad de hospitalización en más del 70 % de los casos.


Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Oxford, publicado en el portal The BJM, dice que los adultos que han sido completamente vacunados contra el SARS-CoV-2 pueden tener la misma carga viral de la variante delta que los que no están vacunados, sugiere un análisis preliminar de datos del Reino Unido.

Sin embargo, los más recientes resultados de la encuesta nacional de infección por covid-19 del Reino Unido muestran que tener dos dosis de la vacuna sigue siendo la forma más eficaz de garantizar la protección contra la delta.

Los autores del estudio dijeron que las implicaciones para la transmisión aún no estaban claras, pero sugirieron que la posibilidad de que los individuos completamente vacunados transmitan el virus a otros haría que lograr la inmunidad colectiva sea un desafío mayor.

Al respecto, Sarah Walker, profesora de estadística médica y epidemiología en la Universidad de Oxford e investigadora principal de la encuesta, aseguró: “Todavía no sabemos cuánta transmisión puede ocurrir de las personas que contraen covid-19 después de ser vacunadas; por ejemplo, puede tener altos niveles de virus durante periodos de tiempo más cortos”.

“Pero el hecho de que puedan tener altos niveles de virus sugiere que las personas que aún no están vacunadas pueden no estar tan protegidas de la variante delta como esperábamos. Esto significa que es esencial que se vacunen tantas personas como sea posible, tanto en el Reino Unido como en todo el mundo”, agregó.

El informe, que aún no ha sido analizado por otros miembros de la comunidad científica, halló que las vacunas desarrolladas por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, y la de Pfizer y BioNTech ofrecían una buena protección contra nuevas infecciones, pero que el rendimiento era menos bueno contra la variante delta que con la alfa, previamente dominante.

Las muestras fueron recolectadas entre el 1.° de diciembre de 2020 y el 16 de mayo de 2021, cuando la de mayor preocupación era la variante alfa, y entre el 17 de mayo y el 1.° de agosto de 2021, cuando surgió la delta.

Allí se encontró que dos dosis de cualquiera de las vacunas proporcionaron al menos el mismo nivel de protección que el proporcionado a través de la infección natural con el virus.

Por ejemplo, cuando prevaleció delta, la eficacia de la vacuna Pfizer fue del 80 % a los 14 o más días después de dos dosis, mayor que después de dos dosis de la de AstraZeneca, que reportó un 67 %, pero no significativamente diferente de la protección que brinda la inmunidad natural en personas no vacunadas que dieron positivo en la prueba del SARS-CoV-2, que es cercano al 72 %.

La eficacia de las vacunas estaba directamente relacionada con el tiempo transcurrido entre la primera y la segunda dosis. “Las personas que fueron vacunadas después de haber tenido covid-19 tuvieron más protección de la vacunación que aquellas que fueron vacunadas sin una infección natural previa”, dice el informe.

Por ejemplo, 14 días después de una segunda dosis de AstraZeneca, en promedio, las tasas de todas las nuevas infecciones por covid-19 se redujeron en un 88 % entre los que tenían una infección previa, en comparación con el 68 % en los que no tenían una infección previa. Los porcentajes fueron del 93 % y el 85 %, respectivamente, para la vacuna Pfizer.