series

El documental de John Wayne Gacy, el escalofriante payaso asesino que presentará Netflix

Este mes se estrenará la docuserie sobre John Wayne Gacy, el asesino serial que se disfrazaba de payaso.


El listado de asesinos seriales en el mundo y sus respectivas historias ha resultado interesante para la industria audiovisual desde hace varios años, tanto como inspiración para historias de ficción como para documentales que tratan de reconstruir el horror que cada uno de ellos desató entre sus víctimas.

La plataforma de streaming Netflix, en 2019, presentó la docuserie Conversaciones con asesinos: las cintas de Ted Bundy, con la cual profundizó en la mente del asesino serial norteamericano que acabó con la vida de al menos 30 mujeres en siete estados del país, entre 1974 y 1978. La historia fue construida a partir de las declaraciones hechas por el mismo Ted Bundy.

El 20 de abril de 2022, Netflix presentará una nueva historia, Conversaciones con asesinos: Las cintas de John Wayne Gacy llegará a la plataforma para escribir un nuevo capítulo en la línea de docuseries sobre asesinos seriales famosos, también bajo la dirección de Joe Berlinger.

Los audios inéditos de los interrogatorios del asesino en serie John Wayne Gacy entretejen la trama de lo que fue su cruenta ola de asesinatos en los años setenta, mientras nuevas entrevistas con investigadores y sobrevivientes centran la atención de todos en el horror de sus crímenes”, detalla la sinopsis del documental.

Fotografía del asesino serial John Wayne Gacy, en el departamento de Policía, en 1978.
Fotografía del asesino serial John Wayne Gacy, en el departamento de Policía, en 1978. - Foto: Getty Images

Sobre John Wayne Gacy, conocido como ‘el payaso asesino’, se dice que violó y mató por lo menos a 33 jóvenes entre 1972 y 1978 -un periodo similar al del protagonista de la primera entrega, Ted Bundy-. 26 de sus víctimas fueron enterradas en su propia casa, ubicada en Illinois, las demás habrían sido lanzadas a un río cercano.

Su apodo surgió debido a que hacía servicios sociales en desfiles y fiestas vistiéndose de payaso, además, visitaba hospitales de niños mientras las autoridades buscaban al asesino -para ese momento- completamente desconocido. También se dice que John Wayne Gacy asesinó a varias de sus víctimas vestido como payaso, o como era conocido su personaje, ‘Pogo el payaso’.

Dentro del listado de víctimas figuran decenas de jóvenes con rangos de edad entre los 14 y 21 años, quienes presentaban señales de violación y tortura.

El juicio contra Gacy, en Chicago, inició el 6 de febrero de 1980. Durante el mismo, se declaró inocente, alegando problemas mentales, sin embargo, su testimonio fue rechazado luego de que se realizaran estudios de rigor, descartando dicha hipótesis.

En su momento, el abogado de John Wayne Gacy manifestó que su cliente tenía lapsos de locura temporal en el momento de cada asesinato, pero eventualmente regresaba a la normalidad para atraer a sus víctimas. Además, intentó afirmar que los 33 asesinatos fueron “muertes accidentales debido a una asfixia erótica”, sin embargo, el forense manifestó que dichas afirmaciones eran “imposibles”.

John Wayne Gacy fue declarado culpable el 13 de marzo y recibió sentencias de cadena perpetua, así como pena de muerte. Finalmente, fue ejecutado por inyección letal el 10 de mayo de 1994.

‘Pogo el payaso’: su álter ego

Gacy estuvo en prisión durante 14 años, tiempo en que solía pintar con óleo. Como era de esperarse, su tema favorito era los payasos. En su momento, explicó que usaba su persona como un álter ego, refiriéndose a ‘Pogo el payaso’, como era conocido cuando se ponía el disfraz.

Pintura original de John Wayne Gacy - 'Pogo the Clown'.
Pintura original de John Wayne Gacy - 'Pogo the Clown'. - Foto: WireImage

Muchas de sus pinturas fueron vendidas en una subasta después de su muerte, en 1994. Una de sus obras más famosas es su autorretrato, titulado ‘Pogo the clown’ (’Pogo el payaso, en español).

Sobre las posibles explicaciones de su conducta, algunas hipótesis sugieren una “pobre relación con su padre, alcohólico y abusador”, un posible trauma en la cabeza y subsecuentes desmayos durante su adolescencia. Otros señalan que la violación y asesinato de los jóvenes era una expresión subconsciente del odio a sí mismo por su propia homosexualidad.