Home

Deportes

Artículo

James tuvo una buena noche en el 4-1 de Colombia sobre Guatemala
James tuvo una buena noche en el 4-1 de Colombia sobre Guatemala, el pasado 24 de septiembre, y fue inicialista ante México el 27 de septiembre. - Foto: FCF

deportes

A James Rodríguez no solo le sonríe el fútbol, recién llegó a Grecia y ya hablan de un nuevo amor: una modelo

El ‘10′ encontró un ‘salvadidas’ en Olympiacos y volvió a anotar gol con la Selección Colombia. El objetivo: volver a estar en la élite del balompié.

A James Rodríguez no solo el fútbol parece sonreírle, también el amor. Este 27 de septiembre, en que viste la camiseta de la Selección Colombia durante el partido ante el combinado de México, se dio a conocer que estaría saliendo con una modelo griega. Hasta el momento, todo es especulación, pero ¿de quién se trata?

El ‘10′ cafetero recién llegó al Olympiakos, que le arrojó un salvavidas para que saliera del Al-Rayyan, y parece que ya está llamando la atención de algunas mujeres. El rumor circuló luego de que Evgenia Tsamourtzh, una modelo griega, compartiera una fotografía luciendo la camiseta del nuevo club del colombiano. No obstante, aunque hay un sector de la prensa que los relaciona, no hay mayor información confirmada hasta el momento.

A James se le ha vinculado ya con algunas personalidades de la farándula nacional, aunque con ninguna se le comprobó un amorío. Una de ellas fue la cantante de música urbana que no deja de sumar seguidores en todo el planeta, Karol G. Tiempo atrás, algunos programas televisivos de chismes supusieron que había algo entre ellos dos, versión que tomó fuerza luego de que el volante creativo se tinturara el pelo del mismo color que la Bichota.

El cucuteño, incluso, fue relacionado sentimentalmente con la actriz Kimberly Reyes, recordada por interpretar a ‘La diabla’, en el final de la tercera temporada de Sin senos sí hay paraíso y en la cuarta temporada, aunque también participó en metrajes como Loquito por ti y La ley del corazón. En su momento, ella cortó de tajo la posibilidad de una relación con el futbolista mediante la siguiente declaración: “No crean en todo lo que especulan. Solo diré esto. El día que tenga un nuevo amor o novio, créanme que lo van a saber o lo van a ver”.

Más allá de su vida sentimental, de la que hizo parte Daniela Ospina, quien al parecer ya se casó a escondidas, lo que espera Colombia de James es que siga deleitando con goles, como el anotado el pasado sábado 24 de septiembre en la goleada 4-1 sobre Guatemala. Por el momento, deberá vencer algunos de sus demonios, esos que le valieron críticas recientemente.

La hinchada

Un futbolista no es nada sin la hinchada y James, por astro que haya sido, tiene que reconocerlo. De ahí que uno de los aspectos a trabajar sea reconciliarse con sus fanáticos, tanto extranjeros como colombianos.

En Everton, por ejemplo, le cuestionaron compartir una foto en avión privado rumbo a Colombia cuando su equipo se jugaba la participación en copas europeas en el cierre de la Premier League 2020/21; consideraron que los dejó abandonados en el mejor momento.

En la Tricolor, los hinchas le reprocharon que los enfrentara tras salir abucheado en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez el pasado 28 de enero. Ese día, la selección casi que sentenció su posibilidad de clasificar al Mundial de Catar, al caer 0-1 ante Perú, que se quedó con el quinto puesto.

Su relación con los técnicos

Aunque de la calidad de James nadie duda, lo cierto es que le ha costado adaptarse a los equipos, o mejor, a las solicitudes de sus directores técnicos. Le pasó con Claudio Ranieri, recién llegó al Mónaco, por no colaborar en defensa. Le siguió ocurriendo con Zinedine Zidane, en el Real Madrid, y con Rafa Benítez, tanto en la Casa Blanca como en el Everton.

Lo que es peor: tampoco le fue bien con Reinaldo Rueda, recién el estratega vallecaucano asumió la batuta de la Selección Colombia. Como lo dejó en evidencia en una transmisión en vivo en sus redes sociales, a James Rodríguez le pareció una falta de respeto que el DT lo haya dejado fuera de la convocatoria para disputar la Copa América. No era para menos, no estaba en su mejor condición física.

Mejor preparación

Más allá de las polémicas, si algo opacó los dos últimos años de James Rodríguez dentro de las canchas fue la constancia de sus lesiones, por lo general en el músculo sóleo. Lo vivió en el Everton, donde no deslumbró por las molestias en esa zona del cuerpo, y en Al-Rayyan, donde hubo mayor incertidumbre sobre sus afecciones.