Home

Empresas

Artículo

Unión Europea le envía advertencia a Elon Musk tras anunciar la compra de Twitter
La verificación de cuentas forma parte de la nueva suscripción Twitter Blue. - Foto: Getty Images / Anadolu Agency / Colaborador

economía

Twitter suspendió el pago por verificar cuentas, tras una oleada de impostores

Esta nueva modalidad ha traído problemas, incluso para inversionistas en las bolsas mundiales.

En días pasados, Twitter anunció la implementación de una nueva etiqueta para identificar a las cuentas oficiales, la cual sería un complemento a la actual insignia azul que verifica la cuenta de un usuario en la red social y que pasa a ser de pago.

Esta insignia azul se otorgaba a las cuentas que la plataforma digital certificó como auténticas, es decir, que su autor es quien dice ser, y que además tienen interés público, relevancia y están activas. El proceso solo requería la solicitud por parte del usuario, y se completaba sin necesidad de realizar pago alguno.

La verificación de cuentas forma parte de la nueva suscripción Twitter Blue, como anunció el actual dueño y director ejecutivo de Twitter, Elon Musk, al poco de cerrar la adquisición de la red social.

La responsable del rediseño de Twitter Blue, Esther Crawford, confirmó hace unos días que esta insignia, vinculada al pago de la suscripción, se complementa con una etiqueta de ‘cuenta oficial’, como ha compartido en su perfil en Twitter.

Esta etiqueta permitirá a los usuarios distinguir las cuentas que han obtenido la insignia azul de las que han sido verificadas como oficiales, y se concederá, sin coste, a las cuentas de gobiernos, empresas comerciales, medios de comunicación y otras figuras públicas.

Sin embargo, la compañía tuvo que suspender esta modalidad, puesto que ha traído problemas, incluso para inversionistas en las bolsas mundiales.

Tal es el caso de los inversores de la farmacéutica Eli Lilly, cuya acción tuvo un desplome en su precio del 4 %, luego de que una cuenta falsa en Twitter a su nombre anunciara que la insulina pasaba a ser gratis.

El anuncio lo hizo una cuenta con ese nombre verificada por Twitter con la marca azul que se le da a quienes paguen 7,99 dólares al mes, y en un día la capitalización bursátil de esa compañía cayó cerca de 14.000 millones de dólares, de acuerdo con i.

Casos similares han ocurrido con un falso LeBron James, quien dijo que se iría de Los Angeles Lakers, o una cuenta falsa de Lockheed Martin, quien supuestamente no vendería más armas a Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí, y tuvo una caída en bolsa del 5 %.

¿Nuevo cobro en Twitter? Esta sería la apuesta de red social para ganar dinero con sus usuarios

Elon Musk ha planteado una versión de la red social en la que los usuarios podrían enviar mensajes directos a las celebridades a cambio de “unos cuantos dólares” por mensaje enviado, así como la posibilidad de publicar textos más largos.

Según ha informado The New York Times, los planes para monetizar la plataforma incluyen la incorporación de los mensajes directos de pago para escribir a las celebridades que estén en la red social, como han informado fuentes cercanas a estos planes.

Estos mensajes costarían “unos cuantos dólares”; parte de la cantidad recaudada por los mensajes se destinaría a la propia plataforma y el resto sería para el usuario famoso o personalidad pública en cuestión. Igualmente, esta función tendría que aprobarse por el perfil de la personalidad pública, que estaría obligada a responder dichos mensajes.

El también consejero delegado de Tesla ha informado de la posible implantación de nuevas funcionalidades en las que la plataforma está trabajando para conseguir una “mayor rentabilidad”, tras la compra de la red social por un valor de 44.000 millones de euros.

Entre estas novedades se encuentran herramientas que permitan la monetización para creadores o una mejor funcionalidad de búsqueda. Asimismo, ha indicado que también trabajan en la posibilidad de incluir una función que permitirá a los usuarios publicar ‘tweets’ con un texto de formato largo, como ha compartido en su perfil en Twitter.

Aunque no ha trasladado ninguna fecha para estas actualizaciones, Musk ha prometido que pretende terminar con el “absurdo de las capturas de pantalla del bloc de notas”.