Equipos de trabajo para lograr un buen clima organizacional, la estrategia de Amgen

El gerente general y el gerente de recursos humanos de la firma líder en biotecnología, explican las prácticas laborales que le han permitido destacarse en medio de la crisis.


La pandemia de la covid-19 redefinió las relaciones que existen con el trabajo para empresas y colaboradores: no solo la incertidumbre laboral es una preocupación creciente entre los trabajadores (con una tasa de desempleo nacional de 15,9 por ciento el año pasado), sino que la adaptación a las medidas sanitarias y al trabajo remoto necesario para mantener operaciones ha sido una tarea difícil para varios sectores, como el educativo y el del entretenimiento.

Y aun así, en medio de todo, distintas empresas se han destacado pese a los problemas actuales.

¿Cuál es el secreto?

Una de las firmas que sobresalen en este aspecto es Amgen, una de las compañías líderes de biotecnología en el mundo. Su gerente general, Leonardo Espitia, y su gerente de recursos humanos, Carlos Vicens, explican cuáles han sido las prácticas de trabajo que les ayudaron a sobrellevar la crisis y a destacarse en medio de la adversidad.

Sus políticas y estrategias laborales les permitieron alcanzar todas sus metas de negocios y sobrepasar sus indicadores de clima organizacional.

Espitia señala que una estrategia versátil es la de workstreams, que consiste en equipos de trabajo conformados por varios miembros y colaboradores de la empresa, que ayudaron al equipo gerencial a abordar los problemas y retos que planteaba la pandemia desde todas las perspectivas.

“Esto abrió canales de comunicación a todos nuestros miembros y permitió que la voz de nuestros colaboradores fuera escuchada”, dice el ejecutivo. “A veces las empresas se olvidan de recibir lo que tiene que decir el empleado, tanto ideas como retos y problemas. Nosotros buscamos abrir todas las vías de comunicación para que sean de doble vía”.

El trabajo remoto, que se convirtió en parte de la nueva normalidad, es otro elemento que Amgen ya asimila como un cambio que llegó para quedarse: mientras que en 2018 solo 122.000 personas trabajaban de manera remota en Colombia, según los ministerios del Trabajo y de las TIC, el año pasado más de tres millones de personas operaban en esta modalidad laboral. Amgen no solo está preparándose para ese futuro, sino que aconseja a gerentes y empresarios que se preparen para acoplar esta nueva modalidad a sus dinámicas de empresa.

“El que no esté dispuesto a trabajar en ese escenario no va a ser competitivo”, precisa Vicens y agrega: “La oficina seguirá siendo una herramienta, un espacio para trabajar; si necesitas herramientas o equipos, está disponible, pero no tenemos expectativas de que sea obligatorio volver, será un modelo híbrido”.

A su vez, Espitia asegura que parte del éxito de la operación remota de Amgen consiste en medir el desempeño a partir de resultados y objetivos, no del tiempo que pasan las personas frente a un computador. Esto permite a los colaboradores poner límites al trabajo dentro del hogar. “Lo que no queremos es que la gente pierda calidad de vida por esta modalidad laboral y termine perdiendo su hogar ante el trabajo”.

Al final, lo que el gerente general y el gerente de recursos humanos de Amgen quieren resaltar es que en el centro de estas estrategias se encuentra la gente y una consideración por sus ideas, problemas y necesidades.

Como dice Vicens: “Esto suena cliché, pero la empresa es la gente. Al inicio de la pandemia había un eslogan circulando que decía “estamos todos juntos”, y ese sentimiento se refleja en el lema de nuestra empresa: ‘somos todos, somos uno, somos Amgen’”.