Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2014 12:00:00 AM

¿Cómo se transformaron los brazos de los dinosaurios en alas?

Un estudio reciente revela cómo ocurrió este proceso evolutivo.

Brazos de dinosaurios se transformaron en alas ¿Cómo se transformaron los brazos de los dinosaurios en alas?
Según las últimas investigaciones, las aves evolucionaron de una rama del árbol genealógico de los dinosaurios. Con el paso de millones de años se han producido grandes cambios en las diferentes especies. Por ejemplo, las muñecas de los extintos animales, que antes fueron rectas, alcanzaron un alto grado de flexibilidad que les permite ahora a las aves plegar sus alas cuando no están en vuelo.

Estas teorías de la evolución de las especies han sido polémicas. Los biólogos estudian el desarrollo de las alas de las aves modernas, que se da en el embrión en crecimiento, mientras que los paleontólogos, observan las osamentas de los dinosaurios y aves primitivas. Una publicación de un estudio hecho por PLoS Biology plantea nuevas luces al respecto.

Dentro de esta transformación evolutiva, un aspecto que llama especialmente la atención es que se redujo el número de huesos de la muñeca del dinosaurio a menos de la mitad, en comparación con los que hay en las alas de las aves. El nuevo estudio tuvo en cuenta las dos líneas de investigación: utilizaron un enfoque interdisciplinario. El laboratorio es dirigido por Alejandro Vargas de la Universidad de Chile. Han reexaminado varias colecciones de fósiles almacenadas en museos y están recogiendo simultáneamente nuevos datos de siete especies de aves modernas.

Joao Botelho, un estudiante del laboratorio que Vargas dirige, desarrolló una técnica revolucionaria que permite estudiar las proteínas específicas en esqueletos embrionarios con tecnología 3D. Al poder combinar los datos de fósiles y embriones, el equipo investigador ha recogido información indispensable para clarificar cómo evolucionó la muñeca del dinosaurio.

Las aves solo han mantenido durante la evolución cuatro de los nueve huesos que tenían sus ancestros. Con los datos obtenidos por Vargas y su equipo se confirma que el hueso semilunar de las aves es el resultado de la fusión de dos huesos de la muñeca de los dinosaurios. Ahora su pretensión es demostrar que otro hueso, el pisiforme, se perdió en los dinosaurios, pero luego volvió a aparecer en la evolución temprana de las aves, probablemente como una adaptación para el vuelo. Combinados los datos del fósil y los datos del desarrollo, se obtiene un escenario convincente para mostrar un caso de reversión evolutiva.

Para leer más artículos sobre ciencia e investigación, síganos en Twitter, @SemanaEd

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    close
  • Los mitos más populares de la ciencia

    Los mitos más populares de la ciencia

    close
  • "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    close
  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.